En Hidalgo y Coahuila gano el desencanto de los mexicanos

Gloria Brito Nájera

El gobierno de morena lleva dos años gobernando el país con pésimos resultados. La pobreza va en aumento y estamos lejos de que se elimine la corrupción, como prometió el presidente en campaña.

Con un partido sin principios, sin teoría política, constituido con los resabios de las tribus perredistas, hoy formando el partido de Morena, dividido al interior por intereses oportunistas en una aguda lucha por el poder. Hoy vemos a un López Obrador muy alejado de las declaraciones qué tanto pregonó de “primero los pobres” en su larguísima campaña en donde prometía el paraíso terrenal.

Hoy vemos como está haciendo alianzas con los potentados más poderosos en el país, para quienes su principal preocupación no es “por el bien de los pobres” sino sus ganancias, ante todo, a los más ricos del país, les interesa incrementar su fortuna, ganar la carrera para colocarse en los primeros lugares de los hombres más acaudalados.

En las recientemente elecciones en los estados de Hidalgo, en donde se renovaron 84 alcaldías, y en Coahuila, 16 diputaciones locales, lejos de lo esperado y muy a pesar de las encuestas, morena, perdió. El partido oficialista Morena surgió como una alternativa a los regímenes anteriores del PRI y del PAN, sin embargo, ante la pregunta de “si estamos mejor o peor que antes”, según encuestas recientes, la mayoría de los mexicanos opina que estamos peor, porque el gobierno morenista no está resolviendo los problemas fundamentales del país.

Por eso, no nos asombran los resultados de las elecciones del 18 de octubre. En Hidalgo y Coahuila ganó el desencanto del pueblo. Desgraciadamente para Morena, no funcionaron todas las puestas en escenas distractoras montadas por la 4T. El pueblo al que tanto ha engañado López Obrador con su palabrería, llamándolo “el pueblo sabio” pero sumiéndolo cada vez más en la pobreza y sin educación.

Pero, ese mismo pueblo con los pies bien puestos en el suelo, está viviendo en carne propia: el desempleo, la disminución de sus ya de por sí bajos salarios; los cientos de miles de muertes por la pandemia debido a la pésima atención y a las medidas criminales con las que el gobierno actual ha mal atendido esta emergencia, con un rebrote de la pandemia que está a la puerta nuevamente; una economía colapsada; los miles de muertos por la inseguridad, los robos y asaltos, los feminicidios, a ese pueblo no se le olvidan las muertes de niños por cáncer, los campesinos muertos por defender su agua, en fin. Y para cerrar con broche de oro; la desaparición de 109 fideicomisos, que suman 68 mil 400 millones de pesos, afectando a la ciencia, a la cultura, a la salud, al deporte de alto rendimiento, entre otros.

Muchos creyeron en las promesas de campaña del presidente López Obrador, su bandera principal fue acabar con la corrupción, sin embargo, en el gobierno morenista la lista de personajes señalados por corrupción crece todos los días: Manuel Bartlett, director general de la CFE; y su hijo, León Manuel Bartlett, por la venta de ventiladores a precios elevadísimos; su hermano Pío López Obrador; David León, quien estaba propuesto para ser director de la empresa de distribución, abasto de medicamentos, vacunas y equipos médicos; Concepción Falcón, cuñada del presidente, señalada por el desfalco en el municipio de Macuspana; Miguel Barbosa, gobernador del estado de Puebla; John Akerman, su esposa Eréndira Sandoval, titular de la Secretaría de la Función Pública y su hermano Pablo A. Sandoval; Rocío Nahle, Secretaria de Energía, señalada por estregarle contratos millonarios a familiares y amigos; la corrupción denunciada por el exdirector del Instituto para devolverle al pueblo lo robado (INDEP), y la lista que no acaba. Pío, quien se atrevió, además, a demandar a quién denunció y publicó el video en el que aparece recibiendo dinero en sobres amarillos, verdaderamente se necesita mucho cinismo y desfachatez para ello.

Morena y López Obrador no toleran a nadie que difiera de sus ideas, de sus ocurrencias, de sus decisiones, no tolera a nadie que critique a su gobierno. AMLO no tolera la existencia de las organizaciones populares, por eso la feroz persecución contra el Movimiento Antorchista, que inició desde su primer día de gobierno; secundada por gobernadores morenistas sin escrúpulos como Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, quien, aliado con la Unidad de Inteligencia Financiera, dirigida por Santiago Nieto persigue a Antorcha; o como el gobernador de Veracruz, también de extracción morenista, Cuitláhuac García Jiménez, como otro ejemplo.

Hasta aquí, una brevísima reseña del verdadero rostro de Morena. ¿No hay causas suficientes para explicar y entender el desencanto del pueblo pobre de México ante el actual gobierno? La respuesta la tiene usted amigo lector.

En el mes de junio de 2021, habrá elecciones, se elegirán: diputados, gobernadores, presidentes municipales, alcaldes y congresos locales. Sería un riesgo para nuestro país que AMLO y su partido concentraran más poder, de ser así corremos el riesgo de que México se convierta en una dictadura. Los mexicanos deben conocer lo que sucede en nuestro país, estar informados y reflexionar su voto. Pero, el pueblo también debe aprender que gane el partido que gane, el pueblo debe educarse y organizarse, porque la lucha por eliminar la pobreza en nuestro país depende de todos los mexicanos, no solo de las cúpulas de políticos privilegiados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s