EN LA CIUDAD DE MÉXICO LOS PROBLEMAS SE AGRAVAN, Y MORENA NO LOS SOLUCIONA

Gloria Brito Nájera

Nuestros hermanos de Tabasco siguen inmersos en las inundaciones, en el desamparo por parte del gobierno de morena. El gobierno federal, que los afectó, no les han enviado ni agua, ni comida, ni lo más indispensable para protegerse mientras se normalizan las cosas en sus comunidades. Pero esta desgracia no es la única que sufren los mexicanos, el desastre provocado en Tabasco es el vivo retrato de hasta dónde han llevado las cosas los gobernantes de Morena. Su inutilidad ante los numerosos e importantes problemas del país, muchos de ellos tienen solución, pero al gobierno actual le ha faltado capacidad para reaccionar, y resolver muchos de ellos. Mejor Rusia y algunos otros países están ayudando con alimentos a nuestros hermanos tabasqueños. Lejos de ello hemos escuchado al presidente declarando con desfachatez que fue él quien tomó la decisión de echar el agua de las presas a sus paisanos más pobres.

En la capital de la república, en la Ciudad de México las cosas tampoco están bien con el gobierno de la 4T. A dos años de tener el mando total de la capital, Claudia Sheinbaum no cuenta con ningún avance de importancia, nada que presumir de su gobierno, algo para tomarse en cuenta. Solo lo malo destaca de su administración. El país entero está sumido en una profunda crisis económica, de salud e inseguridad y la capital de México en vez de ser la vanguardia, el ejemplo de cómo se resuelven los problemas va hundiéndose sin remedio en crímenes espantosos como el de los niños descuartizados hace días en pleno centro de la ciudad, a cinco o seis calles de las oficinas de la Jefa de Gobierno. Y así en toda la ciudad, asesinatos y asaltos a diario y miseria, mucha miseria refleja el rostro de la inmensa mayoría de los capitalinos.

De los más de 100 mil muertos por el coronavirus que reconoce la autoridad, al menos 15 mil corresponden a esta ciudad. Claudia Sheinbaum marcha sin rumbo en medio del terrible enemigo que ya nos cansó, pero como declara el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) “el virus no se cansa de nosotros”. Y el incremento de la pandemia que se ha disparado de nueva cuenta con miles de contagios y cientos de muertos, no obliga ni conmueve a la jefa de Gobierno a tomar medidas más enérgicas para contener contagios y salvar vidas. Ella, al igual que el presidente López Obrador, no sigue las recomendaciones de la ciencia. Y para colmo de males, en el presupuesto federal no se consideró una partida para la vacuna contra el COVID-19.

Durante los largos meses pasados de confinamiento no hubo una estrategia seria para llevar programas de ayuda alimentaria que aliviaran el hambre de las familias confinadas, trabajadores que perdieron sus empleos, trabajadores informales, vendedores ambulantes que se quedaron sin ingresos. Las ayudas solicitadas en la capital por empresarios, pequeños y medianos, para salvar empleos, se redujeron prácticamente solo a discursos; el resultado, cierre definitivo de miles de negocios y miles de empleos perdidos. Igual que López Obrador, ningún apoyo a los emprendedores para crear empleos. Como bien se sabe el 80 % de los empleos en el país los generan y sostienen las pequeñas y medianas empresas. Así las cosas, como se sabe, la recuperación económica del país va para largo y seguramente no se logrará durante todo el sexenio de este gobierno morenista.

¿Cuál es la alternativa que debemos seguir los mexicanos en la Ciudad de México y en el resto del país? los antorchistas la conocemos gracias al análisis de nuestro Secretario General, el Maestro Aquiles Córdova Morán. En las elecciones de junio del año que viene hay que votar por candidatos verdaderamente comprometidos a luchar y defender, desde los puestos de poder, los intereses de las grandes mayorías del pueblo trabajador. El pueblo ya no debe votar por Morena porque desde el primer día en que empezó su gobierno, desde ese día echaron abajo conquistas como el Seguro Popular, las guarderías de niños para las madres trabajadoras, el recurso para atender a los niños con cáncer, a las personas con VIH; el gobierno retiró recursos a las familias que buscan a sus seres desaparecidos, ha ignorado la lucha de las mujeres que protestan contra tantos feminicidios y maltratos de sus parejas, y más y más afectaciones a su bienestar; desapareció el programa “Prospera” que por más que diga lo contrario el presidente siempre fueron programas que se repartieron sin intermediarios y directamente a la gente beneficiada.

Debemos quitarle a Morena con los votos el férreo control que tiene de la Cámara de Diputados federal, por cuyo medio, el presidente López Obrador tiene sometido a México a sus caprichos. Por eso la consigna es “Ni un voto para Morena en 2021”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s