La Barriada/Martín Aguilar/A río revuelto

Bien dicen que a río revuelto, ganancia de pescadores… o de pillos. Cualquiera de estos dichos le queda a René Bejarano, que viendo que Claudia Sheinbaum carece de operadores políticos, tomó la iniciativa de realizar reuniones de unidad, para ayudar a Héctor Ulises García a desenredar el tema de las candidaturas en la CDMX.

El veterano profesor de las ligas ni militante de Morena es y ya anda prometiendo posiciones en la 4-T para 2021.

Pero como el operador de Sheinbaum ante Morena en la ciudad nomás no encuentra la forma de lidiar con los caciques, que se sienten dueños de sus territorios y quieren imponer a los aspirantes para las alcaldías y las diputaciones locales y federales, no se le ocurre nada.

Por eso, el mañoso profesor le ofrece sus buenos oficios para ayudarlo a solucionar el problema a su jefa, y le asegura que a pesar de la chamuscada de hace 16 años con los videos de Carlos Ahumada, aún conserva su liderazgo en la capital.

Lo único que el marrullero experredista pide, es que le acerquen algunos programas sociales del gobierno capitalino —sobre todo relacionados con vivienda—, a fin de garantizar que la operación electoral sea un éxito completo para la 4-T.

Claro que requerirá de unas cuantas posiciones para su grupo, pero serían mínimas, nada más para motivarlos a que trabajen bien. Incluso ofreció poner a disposición de Claudia a personal experto, como Alejandro El Sombrita Sánchez, un oscuro sujeto que siempre ha vivido de las limosnas políticas que le arrojan Bejarano y su esposa, Lola Padierna.

El Sombrita lleva años en la banca, pero se le ha visto muy activo por Milpa Alta, donde ya una vez quiso ser delegado y fue apaleado, teniendo que conformarse con un puesto de jefe de prensa en Cuajimalpa, que su padrino Bejarano le consiguió como premio de consolación.

Atendiendo a las peticiones del de las ligas, el iluso Héctor Ulises hizo llamadas al gabinete para transmitir “las instrucciones de su jefa” sobre los programas. Debió saber que los secretarios no hacen nada sin consultar, y Claudia les dijo que no aflojen nada ni a él y mucho menos a René.

En pocas palabras, la jefa de Gobierno ordenó batear a Bejarano y al mismo tiempo exhibió sin querer a su operador electoral como un inepto. El asunto de las candidaturas será complicado para Sheinbaum, sobre todo después de que Arturo Medina, subsecretario de Gobierno —de los pocos que le saben al tema— anunció que se va con Rosa Icela Rodríguez quien sabe a qué porque en la policía mandan los soldados. A ver si en la desesperación Héctor Ulises no recurre al también experredista Carlos Reyes Gámiz, que se está vendiendo como experto estratega. Lo dicho, a río moreno revuelto, ganancia de desempleados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s