En semáforo rojo, muchos negocios del Centro Histórico siguen vendiendo a escondidas

Martín Aguilar

El semáforo rojo en la Ciudad de México por la pandemia del covid-19, ha generado que la venta de productos lícitos, como material fotográfico, papelería, bisutería, perfumes y calendarios, se haga de contrabando.

Cientos de empleados de los negocios del perímetro del Centro Histórico de la ciudad de México, han optado por las ventas de contrabando; es decir, el negocio cerrado que es abierto únicamente para entregar pedidos que han sido solicitados con anterioridad vía telefónica o WhatsApp.

Para Roxana, vendedora de bisutería de la calle de Donceles, el cierre de negocios ocasionado por la pandemia les ha disminuido la venta hasta en un 90 por ciento, por ello, han buscado alternativas en sus ventas.

Las rentas que se pagan en este momento van de los 20 a 50 mil pesos que se deben de cubrir, se tenga abierto o cerrado el negocio. En algunos casos algunos negocios han cerrado sus puertas ante la falta de clientes y el cierre parcial de actividades en el primer cuadro de la capital del país.

Algo similar vive Félix Gaudencio Morales Hernández que a sus 63 años y 50 de oficio bolero, la pandemia y el cierre de los negocios del Centro Histórico, le ha afectado su fuente de empleo al reducir sus ganancias hasta en 60 pesos.

Aseguró que sostiene a su esposa que está enferma, por lo que ve mermada sus ganancias por la pandemia, además de que las calles de República de Brasil están en obras algo que complica la llegada de los clientes también.

En el caso de los empresarios papeleros, la frase que día con día se hace común, es “ya no aguantamos” los cierres de los negocios, por lo que se están tomando medidas extremas dentro de los propios negocios.

De acuerdo con Roberto Mejía, empresario papelero, la venta de artículos lícitos en todo el Centro Histórico, se venden como si fueran de contrabando, ofreciéndoles en la calle en voz baja para que las autoridades no sepan que se vende, porque ya no se aguanta sin tener ganancias.

Mientras los comerciantes de negocios establecidos tienen cerrados sus establecimientos, los comerciantes ambulantes del Centro Histórico siguen vendiendo su mercancía a plena luz del día sin ser molestados por las autoridades capitalinas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s