La Barriada/Martín Aguilar/Juego de manos es de villanos

Una de las próximas alcaldías en que se vacunarán a los adultos mayores, es Coyoacán y es una de las más disputadas por Morena y el PRD que quiere mantener su hegemonía en esa demarcación, luego que Manuel Negrete renunciara hace unos días para competir por la gubernatura de su natal Guerrero por Fuerza por México.

Y por la misma disputa, es peligroso incluso para la propia jefa de Gobierno, que haya permitido que Mauricio Toledo y Ariadna Montiel metan las manos en Coyoacán, apadrinando la candidatura a alcalde del diputado Carlos Castillo.

Con tal de ganar Coyoacán para Morena, Claudia Sheinbaum tragó sapos y aceptó el condicionamiento del PT, a fin de detener la persecución en contra de Toledo, cuyo desafuero se procesa en la Cámara de Diputados a petición de la Fiscalía de la Ciudad de México.

El acuerdo fue que, a cambio de impunidad que Claudia jura que no habrá en su gobierno, el diputado federal del PT pondrá a disposición de Castillo toda la estructura territorial que ha construido a lo largo de varios años.

Para eso quedó como encargado de despacho Juan Silva, director de Gobierno y gente muy cercana a Mauricio, en lugar del alcalde Manuel Negrete. Y el PT aceptó bajar de la contienda a su dirigente local, Magdalena Núñez, a quien buscaban imponer.

Así es como el Partido del Trabajo quiere comprar impunidad para su diputado y ayudar a Claudia a ganar Coyoacán.

Claro, a cambio, los petistas colaron a José Benavides, que ya fue diputado local y acumuló récord de faltas, pues vive en Monterrey y no le interesa la CDMX— como aspirante por GAM al Congreso local.

Para cerrar la pinza en torno a la candidatura de Castillo, desconocido diputado que en 2018 ganó en la zona de los pedregales gracias a la ola lopezobradorista, entrará también al quite su jefa, la subsecretaria federal del Bienestar, Ariadna Montiel.

¿Y qué dará Montiel a Claudia a cambio de Coyoacán? Pues una cascada de programas sociales provenientes del gobierno federal, no sólo para bañar a Coyoacán, sino a todas las alcaldías de la capital.

A primera vista, parece un buen acuerdo para Sheinbaum, pero, en realidad, a quien está beneficiando es a Toledo y a Ariadna que, apenas pongan un pie en el territorio, no lo soltaran por un buen rato.

Y es que una alcaldía significa financiamiento para tareas políticas rumbo a 2024.

Pero como a la jefa de Gobierno lo único que le interesa es tener aliados que la apoyen en sus aspiraciones, y lo que pase a los ciudadanos de la capital cuando ella se vaya la tiene sin el menor cuidado, pues qué importa.

De pilón, Claudia quiso hacer un guiño a Martí Batres y consolarlo con una candidatura a Gerardo Villanueva para diputado local, aunque, en realidad, varios tienen serias dudas de si su exsecretario particular aún le reporta a él.

Las malas lenguas dicen que, en realidad, desde hace algún tiempo se habla más con el equipo del zacatecano Ricardo Monreal que con el ex porro del CEU universitario, así es la vendimia en la 4T.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s