La Barriada/Martín Aguilar/Dios los cría y ellos se juntan

Tras el escándalo que se ha desatado dentro de Morena y en el gabinete presidencial por la competencia electoral hacia el 2024 que se ha suscitado por algunos militantes, fueron llamado a cuentas por el secretario de Gobernación, Adán Augusto, Claudia Sheinbaum y Ricardo Monreal

Y es que al asistir el domingo como invitado a la toma de protesta de Ricardo El Pollo Gallardo como gobernador de San Luis Potosí, el líder del Senado reiteró que no se bajará de la lucha por la carrera presidencial y que estará listo para inscribirse en cuanto Morena publique sus reglas.

Las declaraciones de Monreal se dan después de que el Presidente hiciera hace dos semanas una gira por la Ciudad de México, en la que afirmó que se siente muy bien representado en la capital por Sheinbaum, lo que fue leído por todo mundo como otro espaldarazo a las aspiraciones de la jefa de Gobierno.

Casualmente, ambos personajes fueron llamados ayer a la Secretaría de Gobernación, donde seguramente recibieron la recomendación de difundir en sus redes el encuentro, pues ambos subieron fotos de la reunión, en las que por cierto no mostraron nada de química.

Al tratar de explicar el motivo de la reunión no pudieron encontrar el pretexto más chafa: que fue para revisar la agenda legislativa de la Ciudad de México, como si la capital no tuviera su propio congreso.

Habrá que ver si los diputados locales se atreven a decir “esta boca es mía”, pues la 4T los brincó, como si nunca hubieran ganado en las urnas su representación popular.

Los morenos parecen olvidar que desde 2018 la capital de la República cuenta con su propia Constitución Política y un congreso autónomo, que ya no necesita pedir permiso ni al Senado ni a San Lázaro para que le aprueben su agenda.

Si en verdad se hubieran tratado esos temas, pues al menos habrían invitado al presidente de la Mesa Directiva o de la Junta de Coordinación Política. ¿O a poco pensaron que podrían acordar algo y luego sólo informar a los inquilinos de Donceles?

Vaya pretexto tan chafa para tratar de ocultar que los jaloneos internos están a todo lo que dan. Pero si Morena quiere lavar su ropa sucia, pues lo debe hacer en casa y no embarrando al órgano legislativo de la Ciudad de México, constituido legalmente.

Está claro que Claudia y Ricardo no se pueden ver ni en pintura y que mantienen una disputa desde 2018, cuando la ex académica de la UNAM fue impuesta como candidata a la Jefatura de Gobierno, a través de una encuesta patito que nadie jamás creyó.

Esa victoria de la hoy favorita presidencial fue pírrica, pues de ahí en adelante el zacatecano le ha venido propiciando derrota tras derrota. Incluso varios aseguran que fue un actor central para que la gobernante mordiera el polvo electoral en su propio terreno.

Y como Monreal ha dejado en claro que por ningún motivo se bajará de la lucha por la sucesión, “preferentemente por Morena”, la fuerza nacional de ese partido ya se empieza a alinear con él, que desde su posición en el Senado está tejiendo con aguja y gancho.Nadie cree que este jalón de orejas enfríen los ánimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s