Espina Miranda exige que la FGR ya no sea cómplice de corrupción

Martín Aguilar

La Fiscalía General de la Repúblicas (FGR) no debe ser cómplice de la corrupción del gobierno federal, exigió el integrante de la bancada del PAN en el Congreso de la Ciudad de México, José Gonzalo Espina Miranda, al tiempo que demandó se actúe y aplique la ley en los casos que se denuncien.

También llamó a los del Poder Legislativo local a no ser cómplices de la corrupción del presidente Andrés Manuel López Obrador ni de su familia, a la vez que reconoció que existen funcionarios de buena fe y honestos, que asumen la ética y la moral que define a la doctrina de este gobierno como su forma de vida.

Sin embargo, en su calidad de presidente de la Comisión de Transparencia del Congreso, aclaró que “no en todos los casos esta ética y moral persiste, a medida de que pasan los meses y años, en el gobierno federal se empiezan a revelar situaciones escandalosas en donde funcionarios públicos corruptos, actúan en contubernio con familiares y amigos que se vuelven sus principales socios”.

El diputado panista estimó que en el país, se podrá ser el peor delincuente, pero si uno se “purifica” bajo el manto protector de la 4T, no pasa nada.

“Los mexicanos ya no queremos frases trilladas, no queremos cortinas de humo, lo que en realidad queremos es que al país le vaya bien, sería una locura desear que al presidente le vaya mal, pues eso va en contra de nuestros principios”, declaró.

Espina Miranda exhortó al titular del Ejecutivo Federal a que, se cambie la costumbre en este país de que la justicia funcione a “maletazos y billetazos” o a punta de “telefonazos” y, realmente la autonomía de la Fiscalía General de la República sea ejercida.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, dijo, se refiere a irregularidades recientes que involucran lavado de dinero, ejercicio indebido del servicio público, corrupción, cohecho y delitos fiscales.

“Es preciso recordar lo que encontró la Auditoría Superior de la Federación en la Cuenta Pública 2020 al señalar que Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), uno de los organismos estrella del actual gobierno federal creado en 2019 y que ya carga con acusaciones por presuntos actos de corrupción, no logró justificar cinco mil 640 millones de pesos de la Cuenta Pública 2020”, expuso.

Precisó que la Auditoría Superior de la Federación ya presentó el informe de resultados de Fiscalización de la Cuenta Pública 2020, en el que se señalan irregularidades no solo en Segalmex, también en Diconsa y Liconsa, ambas empresas paraestatales subordinadas al organismo. Las anomalías de los tres ascienden a 8 mil 636 millones de pesos.

Añadió que en la investigación de referencia, se encontró que el hijo de René Gavira Segreste, ex director de Administración y Finanzas de Segalmex, adquirió un departamento de un proveedor que, durante el tiempo que fue servidor público su papá, obtuvo contratos multimillonarios.

En agosto de 2020, apenas dos meses después de la salida de Gavira Segreste, entre señalamientos de corrupción, su hijo René Federico Gavira Martínez adquirió un departamento de 135 metros cuadrados en The RicchiLuxuryCondominiums, un desarrollo con alberca y zona de asado ubicado en La Cantera, una de las zonas residenciales más exclusivas de San Antonio, Texas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s