Las 36 secciones del STPRM acuerdan rebelarsecontra la administración de Pemex

Las 36 secciones del STPRM acuerdan rebelarse
contra la administración de Pemex
*EL STPRM denunciaron riesgos por la falta de mantenimiento en instalaciones y centros de trabajo de Pemex.
Lino Calderón

Dirigentes y trabajadores de las 36 secciones del Sindicato de Trabajadores de Petróleos Mexicanos (STPRM), aprobaron en distintas asambleas iniciar una jornada de movilizaciones, no trabajar tiempos extra y suspender labores en seis refinerías, complejos petroquímicos, plataformas petroleras, terminales de distribución y marítimas, así como en hospitales y clínicas de salud.
Los trabajadores de la empresa productiva del estado califican como insostenible la situación de Pemex en cuanto a la falta de recursos que mantiene en los centros de trabajo y en los hospitales que carecen de lo mínimo indispensable para operar.
“Hemos sido más que tolerantes, no lo seremos más, no haremos trabajo que deban realizarse con las condiciones de seguridad indispensables; nos convertiremos en un fiero defensor de nuestro contrato colectivo de trabajo, el contrato colectivo se respeta, se respeta, se respeta. Unidad, unidad, unidad, unidad”, dijo Fernando Navarrete, del Comité Ejecutivo del Sindicato de Trabajadores Petroleros.
Los líderes sindicales también demandan que Pemex les entregue 17 mil nuevas plazas que pretende crear.
Hasta enero de 2021, Pemex había cancelado 9 mil 374 plazas, lo que le permitió ahorrar unos 3 mil 100 millones de pesos. Sin embargo, esto ha obligado a que trabajadores sindicalizados tengan que laborar horas extras, lo que ha incrementado la inconformidad de los empleados.
Para el 2022, Petróleos Mexicanos (Pemex) reforzará sus políticas de austeridad iniciadas hace dos años, con las cuales pretende mejorar sus finanzas y que le permita dejar de ser la petrolera más endeudada del mundo.
Para este año, la empresa productiva del estado, planea la venta de activos, recortes de puesto de trabajo, gasto de oficina y de seguros de gastos médicos.
Durante meses trabajadores de la empresa han demandado la liberación de plazas, entrega de uniformes y pagos.
Sin embargo el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado al diálogo a los líderes del sindicato petrolero ante las inconformidades que ha causado el proceso de basificación de trabajadores de Pemex.
En la conferencia mañanera, dijo que esta inconformidad, que se ha traducido en movilizaciones, se debe a que ahora Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene el control de la basificación, tomando en cuenta la antigüedad de los trabajadores y no otras cuestiones irregulares, como el influyentismo.
Hubo modificaciones y ahora la basificación va a pasar por el sindicato y eso ha generado inconformidad, no en los trabajadores, en los líderes, porque sin culpar a nadie la denuncia de siempre de los trabajadores transitorios es de que no los basificaban por los trinquetes de los malos líderes sindicales, incluso vendían las plazas”, señaló.
Por tanto, comentó que se debe generar este diálogo, pues de lo contrario su gobierno tendría que informar los detalles de las inconformidades de los trabajadores. Aseguró que desde el inicio de su administración han estado del lado de los petroleros, pues incluso los líderes de entonces le ofrecieron aceptar el aumento en la edad de jubilación siempre que les respetaran sus privilegios “y los mandamos al carajo”.
“No les importaban los trabajadores, querían seguir manteniendo sus privilegios, eso ya cambió y nosotros no vamos a cometer ninguna injusticia contra trabajadores. Voy a pedir al director de Pemex que informe y que busque a dirigentes que se dialogue y se busque un acuerdo”, remarcó.
Ayer, las dirigencias seccionales del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) echaron a andar la maquinaria sindical en contra del gobierno por la limitante de ocupar plazas laborales a su gusto.
Las manifestaciones se realizaron en distintas instalaciones de la empresa productiva del Estado, y ayer se llevaron a cabo asambleas seccionales para escuchar las instrucciones de los dirigentes, que van en el sentido de continuar las protestas.
Para el 2022, Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció que reforzará sus políticas de austeridad iniciadas hace dos años, con las cuales pretende mejorar sus finanzas y que le permita dejar de ser la petrolera más endeudada del mundo.
En los últimos días más de 200 trabajadores de la Región Marina, pertenecientes a la Sección 47 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), se manifestaron a las afueras del Edificio Administrativo número 1 de la Calle 33 de Ciudad del Carmen, Campeche, ante la falta de la entrega de botas por parte de la petrolera para que puedan realizar su trabajo.
Señalaron que se está incumpliendo el Contrato Colectivo del Trabajo en su cláusula 73, así como el Reglamento de Seguridad e Higiene de Petróleos Mexicanos y sus Empresas Productivas Subsidiarias, en su Capítulo I, artículo 12 y el Capítulo II, artículos 17 y 78.
La semana pasada un grupo de trabajadores se manifestaron al exterior de la refinería Miguel Hidalgo, ubicada en la ciudad de Tula, Hidalgo, para demandar la liberación de plazas, entrega de uniformes y pagos.
En el sitio, los empleados de la empresa productiva del estado reclamaron que no hay ropa de trabajo y por necesidad son los propios trabajadores quienes compran su equipo de protección personal, al igual que insumos de limpieza que tampoco estarían siendo facilitados. “Tenemos dos años con plazas bloqueadas, dos años batallando con ascensos, dos años con falta de material, con el hospital y la falta de medicamentos… si seguimos dejando que esto pase ni medicamentos, ni material, ni nada va a haber”, dijeron los inconformes.
A finales del 2021, trabajadores de Pemex pertenecientes a la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTyPP) anunciaron que denunciarán a la empresa productiva en los Estados Unidos por violaciones a derechos laborales.
La denuncia será por violación al Capítulo 23 del Tratado México, Estados Unidos y Canadá, luego de que la Secretaría del Trabajo rompiera con las mesas de diálogo y de que la petrolera nacional incumpliera sus compromisos de trabajo.
Los trabajadores acusan a Pemex, por la instauración de jornadas laborales de 24 hasta 32 horas consecutivas, cuando la Ley Federal del Trabajo y los convenios internacionales firmados por el país en esta materia mandatan únicamente 8 horas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s