La Barriada/Martín Aguilar/Una consulta patito

Luego que las autoridades electorales respondieron con claridad a los hechos políticos que causaron polémica y polarización durante los últimos días.

El primero y más contundente porque le pega en el corazón de la 4T es que el proceso de revocación de mandato no fue válido.

Por unanimidad de votos la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) emitió el cómputo final de dicha consulta.

Pero lo que jamás se imaginó Morena y el Presidente Andrés Manuel López Obrador, es que el Tribunal fuera a declarar nulo el proceso.

Y es que careció de efectos jurídicos, al no haber participado al menos el 40% de la ciudadanía inscrita en el listado nominal de electores.

La autoridad legalmente constituida para calificar el proceso, tras los resultados computados por el Instituto Nacional Electoral (INE) es el TEPJF.

Determinó que la cifra oficial por la permanencia de López Obrador es de 15 millones 159 mil 323 votos.

1 millón 063 mil 209, sufragaron porque se revocara el mandato del titular del Poder Ejecutivo. Los votos nulos ascendieron a 280 mil 104.

En total participaron en ese ejercicio 16 millones 502 mil 636 ciudadanos, festinado como una victoria por Morena y el Presidente.

Presumieron a los cuatro vientos que esos 15 millones de votos les garantizaba el triunfo para la elección de 2024.

Así de tajante fue el festejo de un proceso invalidado por el Tribunal, que además contó con carretadas de dinero cuyo origen se desconoce.

Se trató –sin duda- de un gasto exorbitante ante tantas necesidades como la falta de medicamentos y servicios de salud para el grueso de la población.

El otro tema, donde hizo valer sus facultades el INE como árbitro electoral, es el tema relativo a los “traidores de la patria” endilgado por Morena a los diputados de oposición.

La Comisión de Quejas y Denuncias ordenó la tarde de ayer retirar publicaciones de Morena y su presidente Mario Delgado donde vierten acusaciones de traidores a la patria.

Y no es para menos, dicha Comisión determinó que se imputa de manera directa un delito sobre el que no se ha establecido culpabilidad alguna.

Además, “Traición a la Patria” es un tipo penal previsto en el Código Penal Federal que ha trascendido la esfera legislativa.

Es decir que ahora forma parte de una estrategia o campaña partidista que podría provocar además de calumnia, la incitación al odio y a la violencia en contra de de otros actores y fuerzas políticas.

Incluso, la Ley General de Partidos establece que es obligación de los partidos conducirse por los cauces legales, respetar la libre participación política y los derechos de los ciudadanos.

Lo anterior lo incumplió Morena al desplegar la “campaña de odio” hacia los legisladores de otros partidos, lo que viola sus derechos y pone en riesgo su integridad.

Ante ello, ordenó a Morena y a Mario Delgado eliminar en un plazo de tres horas todas las publicaciones alojadas en Twitter, en plataformas electrónicas o impresas bajo su dominio o administración.

El hecho es claro, la autoridad electoral le puso un freno a los excesos y arrogancia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s