Aunque el país está sólido, aún no se recupera de la prepandemia: INEGI

Rebeca Marín

Al cierre del segundo trimestre, la actividad económica de México registró su tercer periodo consecutivo de crecimiento; sin embargo, todavía está 1.06 por ciento por debajo de su nivel de antes de la pandemia y con un valor similar al tercer trimestre de 2017, revelan cifras revisadas del producto interno bruto (PIB) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En medio de la contracción de la actividad económica de Estados Unidos, país al que se dirigen casi 80 por ciento de las exportaciones, y ante la moderación del sector servicios, la actividad en México registró un crecimiento de 0.9 por ciento real, con cifras desestacionalizadas, durante el periodo abril-junio, una décima a la baja de la estimación preliminar publicada el pasado 29 de julio de uno por ciento.

En términos anuales, el PIB de México avanzó 1.9 por ciento en el segundo trimestre del año; mientras con cifras originales la economía nacional creció 2 por ciento en el periodo de referencia, por debajo de la estimación oportuna de 2.1 por ciento.

El crecimiento económico de México aún sigue sin recuperar el nivel que tenía antes de la pandemia. El tamaño de la economía nacional mantiene un nivel similar al de hace casi cinco años de 18 mil 67.8 millones de pesos.

Por componente y con series ajustadas por estacionalidad (para que los efectos de calendario hagan más efectivo el diagnóstico de la evolución), el PIB de las actividades primarias (agrícola y ganadera) avanzaron 0.9 por ciento, mostrando una tendencia lateral en los últimos cuatro trimestres.

El sector secundario (industria) también reportó un aumento trimestral de 0.9 por ciento, siendo el sector más dinámico de la economía nacional, principalmente la manufactura. En tanto, las actividades terciarias (servicios y comercio) aumentaron 0.9 por ciento, el cual fue revisado a la baja de su preliminar que fue de uno por ciento.

El agropecuario registró un avance de 1.4 por ciento anual en el segundo trimestre, mientras el de la industria y servicios 3.3 y 0.9 por ciento, respectivamente, en el periodo de referencia.

La actividad económica conlleva una mejora en el panorama a corto plazo, recordando que el crecimiento acumulado en la primera mitad de 2022 ascendió a 1.94 por ciento.

La economía del país mostró signos de fatiga en junio, al caer 0.3 por ciento respecto a mayo, según reporta el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), lo que representó un mayor ajuste al que el Indicador Oportuno de la Actividad Económica anticipó la semana pasada de 0.1 por ciento.

En abril la economía mostró fortaleza, mientras en mayo y junio empezó a desacelerarse.

De acuerdo con el reporte del IGAE de junio, las actividades primarias descendieron 6 por ciento mensual, las secundarias aumentaron 0.1 por ciento y las terciarias no presentaron cambio.

A tasa anual y con series desestacionalizadas, el IGAE avanzó 1.8 por ciento en términos reales en junio. Por grandes grupos de actividades, las secundarias crecieron 3.8 por ciento; las terciarias, uno por ciento y las primarias cayeron 3 por ciento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s