Inseguridad en México le cuesta a sus habitantes alrededor de 300 mil millones de pesos: Investigador de UNAM

Cdmx, octubre 22 de 2022.

Pedro Moreno

El doctor en economía, Roberto Ramírez Hernández, señaló que los grupos del crimen organizado han interrumpido y en muchos casos controlado los alimentos, además que el costo podría aumentar en caso de no detenerlo.

Así mismo, el investigador considera que la inseguridad en México le cuesta a sus habitantes aproximadamente unos 300 mil millones de pesos, cuya cifra se acerca al 2% del Producto Interno Bruto; además, advirtió sobre un eventual incremento de ese costo si las autoridades no toman medidas efectivas para contener al crimen organizado, el cual genera ya un daño importante a la economía formal.

Por su parte, la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), alertó que el crimen organizado en México ya controlan precios y abasto de alimentos en siete estados del país en igualmente se ha dado a conocer que han ocurrido diversos hechos de violencia, robo y control de la comercialización de los alimentos básicos en los Estados de Guerrero, México, Michoacán, Puebla, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas; afectando en mayor medida a las poblaciones de escasos recursos.
Durante una entrevista, Roberto Ramírez quien pertenece al Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, explicó que los grupos delictivos han intervenido e interrumpido las cadenas de suministro, principalmente de alimentos, propiciando se disparen aún más los precios de productos como el pollo, el aguacate y el limón.

El especialista detalló que los criminales gradualmente extendieron sus actividades más allá del trasiego de drogas o el tráfico de personas, y ahora están invadiendo a la economía formal del país.

Indicando: "Entonces el 2% del PIB va a incrementarse todavía más por este tipo de prácticas en las cuales no estamos teniendo una respuesta de parte del gobierno”.

También, Ramírez Hernández estima.
que la estrategia de seguridad basada en “abrazos, no balazos” no ha logrado contener a los grupos delictivos.

Al respecto, destacó el caso de Chilpancingo, capital del Estado de Guerrero, donde el pasado mes de junio, los cárteles de la droga se disputaron de la distribución y venta de alimentos, en especial la carne de pollo, disparando así los precios de este producto pues son estos grupos quienes lo fijaban a través de los derechos de “cobro de piso”.

Ante la escasez del producto, fuerzas de seguridad tuvieron que intervenir directamente en los mercados para tratar de revertir la influencia del crimen organizado.

Y señaló: "Ese tipo de prácticas se están empezando a dar por la ausencia del Gobierno al no combatir realmente la violencia, entonces ahora el crimen organizado se está acercando a las cadenas de suministro”.

El economista Roberto Ramírez Hernández, se refirió a otros productos agropecuarios que han sufrido la intervención criminal, como en el caso del aguacate, que de pronto ha sufrido incrementos en su precio de hasta en un 300 o 400 por ciento. Agregando que el limón es otra muestra.

De la misma manera, dijo: "El crimen organizado exige cuotas por "derecho de piso" a los productores de aguacate, uno de los productos importantes en la dieta de los mexicanos.

Porque el crimen organizado ha interrumpido esas cadenas de suministro, no permite que fluyan, y eso por supuesto provoca escasez y en consecuencia se disparan los precios.

Los argumentos expuestos por Roberto Ramírez Hernández permiten entender el tamaño del golpe a la economía familiar, y coinciden con los datos oficiales, pues el Instituto Nacional de Estadística y Geografía INEGI ha detallado en sus reportes quincenales sobre el Índice Nacional de Precios al Consumidor, que el rubro de alimentos presenta las mayores variaciones al alza en los últimos meses.

En tanto que el Instituto Mexicano para la Competitividad ha señalado que desde el segundo semestres de 2021 al cierre del primer semestre de 2022, los precios de los alimentos y bebidas se ha encarecido a nivel nacional en un 14%, mientras que el país lidia con una anti-inflación general del 8.76%, según cifras de la primera quincena de septiembre de 2022.

Para el investigador Roberto Ramírez Hernández, la solución a este daño económico “es que el Gobierno tiene que hacer algo inmediatamente, porque ahora se están empezando a invadir las cadenas de suministro y de la economía formal que teníamos desde siempre”.

En cuanto a otros estudios que fijan en un 1 por ciento del PIB el tamaño del daño a la economía mexicana por el clima de violencia, Roberto Ramírez apuntó que aún cuando se trate de uno o dos puntos del PIB, es un costo “altísimo” y advirtió que el costo seguirá subiendo cada vez más de no tomarse las medidas necesarias.

Sobre lo anterior, el economista indicó: "Es muchísimo y el problema es que con el famoso "abrazos, no balazos" pues no vamos a resolver nada".

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s