Diputados locales proponen que infractores del alcoholímetro paguen con trabajo comunitario en la CDMX

Martín Aguilar

A manera de que la población se involucre en tareas que permitan mejorar al Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso de la Ciudad de México propuso que los automovilistas detenidos en el marco del programa Conduce sin Alcohol, paguen su falta cívica mediante el otorgamiento de apoyo a las personas con movilidad limitada que utilizan las instalaciones del organismo capitalino.

La diputada priísta María de Lourdes González Hernández, explicó que muy bien puede aplicarse a todos los ciudadanos con faltas cívicas en la metrópoli y no solo a los trasladados al denominado Torito por exceder los límites de alcohol en la sangre mientras conducen un vehículo, el que cumplan su castigo mediante servicio comunitario en el programa de asistencia Ven Conmigo diseñado para apoyar, con sillas de rueda, en el traslado a usuarios del Metro con movilidad limitada.

Dio cuenta que, para el 30 de agosto del 2017, el programa Ven Conmigo sin precedente en otros Metros del mundo, se implementó con el apoyo de 300 jóvenes en ocho estaciones, tal es el caso de Atlalilco, Ermita, Salto del Agua, Bellas Artes, La Raza, Garibaldi/Lagunilla, San Lázaro y Deportivo 18 de marzo.

Abundó que se ofrecieron 400 apoyos en promedio al día para un total de 115 mil 472 usuarios movilizados, de los cuales 67 mil 234 fueron adultos mayores; 35 mil 353 personas con capacidades motrices limitadas; 11 mil 325 convalecientes y mil 560 embarazadas, atendiendo además al 40 por ciento de usuarios del Estado de México.

La Congresista del Revolucionario Institucional logró que su propuesta fuera avalada por integrantes de las ocho fracciones y asociaciones parlamentarias del Congreso, por lo que con la representación del Poder Legislativo local se formalizó exhortar al director general del STC Metro, Guillermo Calderón Aguilera, a que analice la posibilidad de retomar el programa de asistencia Ven Conmigo y que en el mismo participen jóvenes en servicio social, así como infractores cívicos que paguen sus faltas correspondientes con trabajo comunitario.

Delineó que viajar en el Metro no es tan sencillo como pareciera, sobre todo para las personas con movilidad limitada, dado que la infraestructura con la que cuenta el organismo de transporte todavía presenta muchos obstáculos para este grupo de personas, haciendo que sus recorridos sean complicados y cansados.

González Hernández explicó que, en 2015, el Metro estableció un plan piloto denominado Ven Conmigo que atendió a 721 personas, con el objetivo de facilitar y hacer más confortable el recorrido de personas con movilidad limitada, adultos mayores y mujeres embarazadas por los pasillos de correspondencia más largos del medio de transporte.

Sostuvo que, debido a la aceptación de dicho plan, el 29 de septiembre del mismo año, el programa arrancó en la estación Bellas Artes de la Línea 8 del Metro y luego se amplió a La Raza, Salto del Agua, Ermita y Atlalilco, en busca de un transporte cada vez más amable e incluyente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s