La Barriada/Martín Aguilar/La cruda realidad

Cuando más necesita de su equipo de trabajo, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaumluce sola en medio de la crisis sanitaria, que en breve se convertirá en económica, y no se ve cómo vaya a salir bien librada la ciudad.

Apenas en marzo pasado, cuando se veía venir la dimensión de la pandemia, Sheinbaum anunció lo que llamó un Programa de Recuperación Económica para la Ciudad, que empezaba a ser embestida por el coronavirus.

La verdad fue un anuncio bastante chafa, que distaba mucho de ser algo siquiera parecido a un programa de recuperación, lo que pintó de cuerpo completo a una administración carente de ideas, improvisada y sin claridad de rumbo.

Entre sus puntos relevantes, ordenaba a la Secretaría de Desarrollo Económico aplicar un plan de 500 millones de pesos para ayudar a las micro, pequeñas y medianas industrias, cuando un año antes dicha secretaría tuvo 543 millones y sólo ejerció 191.

O sea, dio más dinero a esa área, cuando el gobierno de la 4-T ha demostrado que ni siquiera sabe cómo gastar los recursos, que hoy sí requieren los pequeños empresarios.

A la par, Claudia anunció también un apoyo de 500 pesos mensuales para un millón 200 mil estudiantes de nivel básico, cifra por demás irrisoria que en nada ayudará a paliar las carencias de sus familias.

El total de apoyos a las niñas y niños es de 600 millones de pesos, que sumados a los 500 para los pequeños empresarios, dan mil 100 millones para lo que ella llama un Programa de Recuperación Económica.

Esa miseria de recursos contrasta con las cuantiosas pérdidas de miles de millones de pesos de la industria de restaurantes, cafeterías, estéticas, tiendas y un sinfín de pequeños y medianos negocios, sin contar a la industria hotelera, por ejemplo.

Lo anunciado por Claudiano puede llamarse programa; cuando mucho son una serie de medidas improvisadas, que en poco si no es que nada ayudarán a que la Ciudad de México resurja.

Mejor habría que preguntarle, ahora que le acaban de palomar las cuentas de su primer año, cómo es que en 2019 la capital tuvo ingresos por 239 mil millones de pesos y sólo gastó 207 mil millones. ¿Dónde quedaron los 32 mil millones de excedentes?

¿Si había ese guardadito, por qué apenas dispuso de mil 100 millones para su dichoso programa, además de estirar la mano para recibir una “donación” de 400 millones de pesos por parte del Congreso de la Ciudad de México?

Es claro que la CDMX está frente a una administración sin ideas, improvisada y con cero visiones de futuro. Muy distinto a lo que esperaban la mayoría de los capitalinos que en 2018 votaron por ellos.

El problema es que Claudia está cada vez más sola, pues sólo la acompañan unos cuantos integrantes de su equipo cercano. La mayoría de los secretarios se tomaron muy a pecho lo de la sana distancia y desaparecieron, como si fueran vacaciones.

Ni modo, así se vea flaca, ojerosa, cansada y… la jefa de Gobierno tiene que dar la cara todos los días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s