Fernando Sánchez, el “Ingeniero”, líder del Cártel de Tijuana, buscado por la DEA, podría quedar libre

Redacción

Fernando Sánchez Arellano, el “Ingeniero” y/o el “Alineador” —líder del Cártel de Tijuana— nunca vio la luz al final del túnel tan cerca como ahora.

A poco más de seis años de su captura en Tijuana, Baja California (2014), el cabecilla criminal podría recuperar su libertad, según ha informado el semanario local Zeta Tijuana.

El “Ingeniero”, hijo de Enedina, hermana de los Arellano Félix, obtuvo dos amparos que eliminan dos causas penales.

De acuerdo con Zeta Tijuana, uno de ellos libra a Sánchez Arellano del delito de delincuencia organizada, el cual puso al narco en la lista de los más buscados de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), en 2013.

El segundo amparo anula la formal prisión del capo por el atentado contra el ex director de Seguridad Pública de Playas de Rosarito, Eduardo Montero Álvarez, que le costó la vida al agente escolta, Guillermo Castro Corona, en 2007.

Los defensores de Sánchez Arellano, le han allanado parte del camino, argumentando que una de las acusaciones que se le imputan al “Ingeniero” fue duplicada. Ahora solo le retiene un juicio por lavado de dinero.

Hasta el momento se desconoce si existen averiguaciones previas pendientes de consignar por parte de las fiscalías local y federal, como tampoco se tiene noticia si el personaje será reclamado por Estados Unidos, como se aseguraba aquél 23 de junio de 2014, cuando fue detenido en Tijuana. Actualmente Sánchez Arellano se encuentra preso en la prisión de máxima seguridad del Altiplano.

Fernando Sánchez Arellano alias "el ingeniero" presunto líder del Cartel de Tijuana, fue incluido en la lista de los más buscados de la DEA.

Fernando Sánchez Arellano nació en Tijuana, en 1977. Se presume que trabajó estrechamente con su madre Enedina, la “Narcomami” —actual líder del Cártel de Tijuana— y participó en una amplia gama de delitos incluyendo tráfico de drogas, extorsión, robo y secuestro.

Tras la muerte o captura de varios miembros del clan Arellano Félix, Eduardo Arellano Félix dirigió el Cártel de Tijuana hasta su propio arresto en 2008. Con la captura de éste, la organización se dividió en una facción encabezada por el “Ingeniero” y otra por Eduardo Teodoro García Simental, alias el “Teo” y/o “Tres Letras”. El Teo buscó una alianza con el Cartel de Sinaloa, mientras que el “Ingeniero” presuntamente se unió a Los Zetas, lo cual desató una sangrienta batalla, pero a raíz de la detención de el “Teo” en enero de 2010, la organización se consolidó de nuevo bajo el mando de Fernando Sánchez Arellano.

El entonces líder del Cártel de Tijuana heredó una organización mucho más débil que lo que llegó a ser durante su apogeo en los noventa. Algunas de sus tropas incluso habrían desertado para unirse a su poderoso rival, el Cartel de Sinaloa, que había comenzado a forzar su ingreso a Tijuana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s