La Barriada/Martín Aguilar/Enemigo en casa

Más de una ceja se levantó luego de que la Sala Regional del TRIFE en la Ciudad de México, ordenara al Instituto Electoral capitalino reponer el dictamen por el que negó registro como partido político local a la agrupación Somos.

Aunque la resolución en sí no significa que Somos tendrá el reconocimiento como partido, sí implica que el Consejo General del IECM tendrá que dar derecho de audiencia a la agrupación y luego volver a votar el dictamen, lo que abre la posibilidad de un cambio.

Y como ese movimiento lo encabeza Miguel Ángel Vásquez, preso por supuesto uso indebido de la nómina del gobierno capitalino en favor de los intereses de Miguel Ángel Mancera —a quien sirvió la administración pasada—, la decisión causó extrañeza.

En primer lugar porque todo mundo tiene claro que al gobierno de Claudia Sheinbaum no le hacía gracia que, a quien consideran uno de los principales financieros de Mancera le autorizaran un partido, financiado presuntamente con recursos públicos.

Pero más que coincide con una embestida jurídica y mediática en contra del círculo cercano del exjefe de Gobierno, a cuyos principales colaboradores se les está investigando por corrupción.

Hace algunas semanas corrió el rumor de que Vásquez estaba negociando desde la cárcel su libertad, a cambio de dar santo y seña de operaciones ilegales de funcionarios de primer nivel en la pasada administración capitalina.

Si alguien sabe cómo se pudieron desviar dineros públicos para beneficios personales y políticos es precisamente el exfuncionario preso, pues, prácticamente no hubo operador electoral en la capital que no pasara por sus oficinas para gestionar recursos.

Reconocido esto por los propios diputados, alcaldes y políticos en general, quienes identifican a Vásquez como el principal financiero del mancerismo, por lo que sabe a la perfección los movimientos de todos.

Desde que la 4-T llegó al gobierno en la capital, uno de los principales objetivos fue ir sobre Mancera y su círculo cercano, a quienes acusan de enriquecerse escandalosamente con los dineros públicos. Fueron por ellos, pero les costaba cuadrar las acusaciones.

Ahora que la Fiscalía de la CDMX, que encabeza Ernestina Godoy, ha anunciado órdenes de aprehensión en contra de al menos seis exfuncionarios, e investigaciones contra otros veinte, muchos empiezan a sospechar que Vásquez ya está cantando.

Aunque en los círculos cercanos al exfuncionario preso lo niegan, afuera ven bastante extraño que justo ahora que creció el embate contra el mancerismo, las autoridades electorales decidan revisar el caso por el que a Somos se le negó el registro como partido.

Para muchos huele a acuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s