Es indispensable la fiscalización y evaluación de políticas públicas: IBD

  • Pueden promoverse desde distintas esferas y generar evidencia fundamental para la rendición de cuentas.
  • Aportan los órganos fiscalizadores información relativa al desempeño de las instituciones y a otros aspectos como la gestión ambiental.
  • Se presenta el estudio “Panorama de órganos de fiscalización en Latinoamérica”, elaborado por la investigadora Perla Carolina Gris.

Ernesto Zavaleta

En diversos países de Latinoamérica existen órganos fiscalizadores autónomos o vinculados con el Poder Legislativo que constituyen un contrapeso al Poder Ejecutivo y que generan sistemáticamente información no sólo relativa al ejercicio de los recursos públicos, sino también a otros aspectos como el desempeño y la gestión ambiental, señala un estudio de la Dirección General de Investigación Estratégica del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República (IBD).

INVESTIGADORA DEL IBD

El estudio titulado “Panorama de órganos de fiscalización en Latinoamérica”, elaborado por la investigadora Perla Carolina Gris Legorreta, explica que las tareas de fiscalización, como sucede con la evaluación de políticas públicas, son actividades que pueden promoverse desde distintas esferas. Además, generan evidencia para informar y justificar decisiones y, en consecuencia, rendir cuentas.

El IBD describe en el estudio el conjunto de mecanismos para llevar a cabo tareas de fiscalización con los que cuenta el Poder Legislativo en algunos países de Latinoamérica. Se describen algunas de sus principales funciones, así como su operación dentro del marco institucional.

Atribuciones que las leyes de cada país establecen para cada uno de estos órganos determinan el alcance que tienen sus hallazgos y recomendaciones, así como la capacidad que tienen para asegurar su cumplimiento, indica la investigación.

Otro elemento que destacar es el desarrollo de planes o programas para dar seguimiento a las recomendaciones en conjunto con las entidades fiscalizadas y, por tanto, promover así la utilidad de esta actividad para la mejora de la acción pública. 

En términos generales, si se analiza desde una perspectiva más amplia, las actividades de fiscalización, junto con las de evaluación, constituyen un amplio repositorio de evidencia para la rendición de cuentas. La complementariedad de ambas actividades parece ser un punto de partida importante para potenciar su utilización tanto en el Poder Legislativo como en el Ejecutivo, concluye el documento del Instituto.

El estudio completo del IBD: http://bibliodigitalibd.senado.gob.mx/handle/123456789/4973

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s