UFFF LA POLITICA/Rodolfo Mendoza Olivo

Que nos dejaron las elecciones que se celebraron el domingo pasado en Hidalgo y Coahuila, en los dos Estados que son gobernados por el PRI y en donde se disputaron la renovación de las Presidencias Municipales y diputaciones locales, por supuesto que los pronósticos de la clase política eran de que M0RENA se alzaría con un triunfo contundente en ambas entidades, una vez que concluyo la jornada electoral y conforme iban dándose a conocer los resultados preliminares en donde el PRI en Coahuila había tenido carro completo al ganar las 16 diputaciones de mayoría y en Hidalgo además de haber recuperado la Capital Pachuca también se alzó con el triunfo en otros Municipios importantes, el golpe fue certero a esa arrogancia que caracteriza al actual gobierno y el Presidente que en todo está, tratándose de procesos electorales y que en su mañanera del lunes haya dicho, lo que “celebro es que no hubo violencia, que acudió la gente a votar, muy poca pero participo y las autoridades electorales van a decir quién gana y si hay inconformidades hay procedimientos para acudir a esas denuncias y adelante, que se entienda que ya es delito electoral el Fraude”, por supuesto que la paliza que les dio el PRI el domingo y que el Instituto Electoral Nacional confirmo al haber concluido el cómputo final y que no modifico en nada lo ya anunciado en la jornada electoral, las palabras del Presidente no convencieron a nadie, con esa frase de que no me meto, pero si me meto en las elecciones estatales, sus palabras no dejan lugar a dudas, la derrota dolió y es el preludio de lo que se avecina la debacle de MORENA para el 2021, por otro lado más que un mérito y que Alito se ande colgando medallas que no le corresponden ya que el trabajo político de los gobernadores tanto Miguel Riquelme, como Omar Fayad contando con la estructura que sigue teniendo el Partido Tricolor a lo largo y ancho de la República Mexicana a lo que hay que sumar los buenos candidatos que fueron propuestos, con el espejo que se quiera ver, la lección ahí esta y palo dado ni Dios lo quita, el gran perdedor sin duda lo fue el PAN Marko Cortez y su Partido perdieron posiciones importantes y el partido blanquiazul fue borrado del mapa electoral en ambas entidades, claro que MORENA también es perdedor cuando ya estaban cantando triunfos por aquí y por allá el desencanto de la ciudadanía ya se manifestó y ese es un síntoma que no pueden ignorar, el mal manejo de la pandemia por parte del Gobierno de la Cuarta T, la terrible inseguridad, la falta de empleo, lo mismo que el no tener el suficiente dinero para cubrir sus principales necesidades a lo hay que sumar que la terrible voracidad, si una bola de oportunistas que se están disputando un botín sumamente jugoso de 3 mil 328 millones de pesos la cantidad que el INE les asigno en solo 2 años y lo más lamentable que el perdedor de dos encuestas no reconozca el resultado, así es MARIO Delgado y sus huestes no quieren compartir el pastelote, quieren todo, se tuvo que llegar a la farsa de una tercera encuesta en donde sin duda el perdedor será Porfirio Muñoz Ledo, el ensayo no deja de ser una buena señal para lo que bien en el 2021 en donde los gobernadores salientes jugaran un papel decisivo en sus entidades, de ahí que Andrés López quiera aparecer de nuevo en la fecha electoral, creen los Magos Morenos que con su nombre tienen el triunfo asegurado, será………..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s