Fallece el novelista, ensayista, abogado e historiador Antonio Velasco Piña a los 85 años

Fallece el novelista, ensayista, abogado e
historiador Antonio Velasco Piña a los 85 años
Autor de «El dos de octubre no se Olvida»

Lino Calderón

Quien describió como slogan de la resistencia política mexicana en una novela «El dos de Octubre no se Olvida» donde describe los pasajes de la juventud de finales de los sesentas y principios de los setentas, la soledad, la derrota, las costumbres y los estereotipos de esos años, el gran novelista don Antonio Velasco Piña falleció en los últimos minutos del domingo pasado. Y tras la muerte del compositor Armando Manzanero su fallecimiento pasó inadvertido.
Durante los últimos días, el autor lidió con varias enfermedades respiratorias, circulatorias y cardiacas, que se habían agravado alrededor de la Nochebuena, de acuerdo con los amigos que lo acompañaban en casa de la escritora Laura Esquivel, donde se alojaba.
“Esta mañana, cuando la doctora que lo visitó en su cuartito de Coyoacán y le informó de su estado de salud, Toño pidió hablar con Laurita, justo cuando yo le acababa de mandar un mensaje para ver si podía hablar por última vez con mi compadre, y él le dijo: ‘No quiero más visitas, ni llamadas, porque quiero entrar en silencio’.
“Dos horas más tarde, como el gran maestro que siempre fue, nos regaló su última enseñanza y su corazón dejó de latir, para seguir latiendo en el corazón de tod@s nosotr@s”, escribió en Facebook el historiador, activista social y escritor “Coyote” Alberto Ruz Buenfil.
Sus amigos incluso habían lanzado una campaña de fondeo hace un par de días para solventar los gastos médicos del autor de obras como “Regina: 2 de octubre no se olvida”, “Tlacaélel, el azteca entre los aztecas”, “Dos guerreros olmecas” y “El Círculo Negro: Grupo detrás del poder en México”, entre otras.
“Un raro ejemplo de guía silencioso, de ser humano íntegro, humilde e impecable al que hemos tenido la fortuna y honor de conocer y acompañar en sus múltiples caminadas por los cuatro rumbos de la Madre Tierra”, lo calificó Ruz Buenfil.
“(Hoy) permitió a su corazón dejar de latir, su cuerpo reposar y su espíritu volar, al reencuentro de su amada Gaby, de Regina, de los guardianes del Anáhuac, los abuelos Popocatépetl e Iztaccíhuatl, del abrazo de la Pachamama, Tonantzin-Tlalli, de la luz y calor del padre Sol y del Gran Misterio danzando en el Universo infinito”.
En redes, instituciones, colegas, amigos y admiradores del escritor lamentaron su deceso.
“En el 2003 lo conocí. Don Antonio Velasco Piña escribió la novela Regina, y Antonio Calvo hizo la adaptación musical. Siempre un caballero. Hoy vuela hacia su Regina. Los Guardianes lo recibirán tocando sus instrumentos. Gracias Toño por todo lo que me dejaste en el corazón”, publicó el actor y director teatral Rafael Perrin.
“Muy querido Toño, vuela libre junto a Gaby. Gracias por el cariño, por la confianza y la nobleza profunda. Gracias por Regina, por Legado 68 y por tantos libros más. Gracias también por las risas y las enseñanzas. Descansa en paz. #VelascoPiñaNoSeOlvida”, tuiteó, por su parte, el editor David García Escamilla.
En tanto, Ruz Buenfil recordó el estricto vegetarianismo de Velasco Piña, quien además era abstemio y nunca fumó, sin llegar a ser moralista o crítico de quienes sí lo hacían.
“Tampoco, en los 32 años de nuestra amistad, nuestros viajes, las batallas floridas, ceremonias, rituales, marchas, presentaciones de sus o mis libros o los de nuestra comadre Laura, conferencias encuentros personales o públicos en los que participamos en muchos países, escuché una sola queja, una mala palabra, un juicio, una crítica de absolutamente ninguna persona”, destacó.
Antonio Velasco Piña, durante su vida, recibió numerosos reconocimientos e impartió, durante más de veinte años, pláticas y conferencias dedicadas a difundir su singular visión de la etapa por la que actualmente atravesamos, y el papel que México está llamado a desempeñar en este ciclo.
Fue director del Instituto Mexicano de Estudios Fiscales (1963–1988) y maestro fundador de la Carrera de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Iberoamericana (uia) (1964–1970). A partir de 1989 dedica todo su tiempo a la investigación de temas históricos, que publicó en diversos libros de su autoría.
Antonio Velasco Piña escribió al menos catorce libros de difícil clasificación, a los que podríamos incluir entre ensayos históricos y narrativa (relatos y novelas).
El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura lamentó en sus redes sociales el sensible deceso del autor de “Regina – Dos de Octubre no se olvida” y “El Círculo Negro: Grupo detrás del poder en México”, enviando condolencias a la familia del escritor y a toda la comunidad literaria.
Los amigos que acompañaron al autor hasta sus últimos días pidieron a sus seguidores abstenerse de querer acudir a despedirlo personalmente, debido a la contingencia sanitaria; y anunciaron que, en cuanto las condiciones lo permitan, realizarán un homenaje póstumo para celebrar su vida y agradecer su legado, coherencia e innumerables enseñanzas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s