Quieren nombrar al nuevo hospital de Tláhuac Alfredo Rustrián

Martín Aguilar

Amigos y familiares del doctor Alfredo Rustrián Azamar lanzaron vía change.org una petición para que el nuevo hospital del ISSSTE en Tláhuac lleve el nombre del galeno, quien murió el pasado 8 de septiembre.

Nombrar en memoria de Alfredo Rustrián al nuevo hospital del Issste CDMX

"Presidente Andrés Manuel López Obrador y Jefa de gobierno Claudia Sheinbaum solicitamos quienes firmamos la presente petición, que el hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), inaugurado la semana pasada para pacientes COVID en la alcaldía Tláhuac, lleve el nombre en memoria del doctor Alfredo Rustrián Azamar (1937-2020), quien fue representante del Movimiento Médico en 1964-65, participante en luchas posteriores a favor de mejoras continuas en el sistema de salud en México, maestro de medicina que formo a muchos médicos que continuaron su pasión por el bienestar de la población del país, pionero de la planificación familiar y de la conciencia de la prevención de enfermedades y adicciones, por lo cual merece ser reconocido en la memoria histórica de México", se lee en la petición.

Médico experto en fertilidad humana y también líder social, parte fundamental del movimiento La Revolución de Batas Blancas, en 1964, el doctor Alfredo Rustrian murió en su casa de Cuautla, Morelos.

Nacido el 11 de octubre de 1937, en Tuxtepec, Oaxaca, el doctor Rustrián sufría en las últimas semanas las afectaciones de una cardiopatía. Fue uno de los grandes dirigentes del movimiento médico de los años sesenta y un incansable luchador por el derecho a la salud y por el respeto de las condiciones de trabajo del personal médico.

Alfredo Rustrián participó en el movimiento médico y cuarenta años después escribió en 167 páginas y 19 capítulos, el libro La revolución de batas blancas, del que también fue editor. Para el autor, La revolución de batas blancas no es un texto del género de cuento ni de historia, aunque, después de 40 años puede resultar histórico, sino que es un relato de vivencias de un gremio de clase media que impactó a los trabajadores de la salud, al pueblo de México y a su gobierno.

El doctor entregó su vida a la salud, la amistad y al país y muestra de ello lo son algunos de los comentarios ante su fallecimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s