La Barriada/Martín Aguilar/El que es perico, donde quiera es verde

A unos días de que probablemente pierda su registro por inducir a artistas e influencers a que votarán por ellos en plena veda electoral y tras el escándalo de corrupción y de desvío de recursos millonarios de Manuel Velasco, cuando fue Gobernador de Chiapas y lo que resta de la actual Legislatura se quedará sin bancada, el PVEM —al igual que sus mayores en San Lázaro— venderá caro su amor en la CDMX, pues con tan sólo dos diputados será la bisagra para que Morena complete la mayoría simple en Donceles.

La única diputada que le quedaba en el Congreso de la Ciudad de México, Alessandra Rojo de la Vega, renunció hace unos días a sus filas, manifestando su desacuerdo de cómo se manejan las cosas en su partido.

Al inicio de la actual legislatura, el Verde contaba con dos diputadas, pero un pleito entre ellas hizo que Teresa Ramos renunciara y se declarara diputada sin partido, por lo que Rojo de la Vega quedó como única integrante de la bancada.

Pero como ayer renunció también, los tucanes se quedarán sin diputados locales al menos hasta septiembre próximo.

Durante estos meses dejarán de recibir los millonarios recursos extras que les depositaban nada más por existir; las diputadas sin partido sólo recibirán su dieta “normal”.

Pero eso no debe preocupar mucho al Verde, ya que en septiembre se renovará el Congreso local y tendrán dos nuevos lugares; uno lo ocupará Jesús Sesma Suárez, presidente del partido en la CDMX, quien fue el único tucán que ganó en las urnas el domingo; el otro será pluri.

Y aunque dos diputados pueden parecer pocos, luego de la aplastante derrota de Morena en la capital, esos dos votos pueden hacer la diferencia para que la 4-T alcance o no la mayoría simple, pues solos no la hacen.

Los morenos y sus aliados ganaron casi todo en 2018 y, juntos con sus aliados, amarraron prácticamente la mayoría calificada necesaria para aprobar nuevas leyes o modificar ilegalmente la Constitución Política de la CDMX; cosa que hicieron en más de una ocasión.

Pero luego de las elecciones del domingo pasado la cosa cambió dramáticamente, pues Morena ganó 17 distritos y muy probablemente le darán 14 plurinominales, con lo que podrían sumar 31 escaños, más uno del PT, obtenido por Circe Camacho, llegarían a 32.

Por el lado de la oposición, el PAN ganó 7 distritos y le darán 10 pluris; PRI ganó 4 y recibirá 5 más; PRD ganó 3 y le darán 2 plurinominales, y el MC, aunque no ganó ningún distrito, probablemente obtenga una plurinominal.

Si estos números son confirmados mañana por el Instituto Electoral de la Ciudad de México, Morena y PT tendrían 32 escaños; la oposición junta —contando al PAN, PRI, PRD y MC— tendrían también 32, por lo que nadie alcanzaría siquiera la mayoría simple.

¿Y adivinen quiénes serían la bisagra para inclinar los números hacia uno u otro lado? ¡Claro!, el Verde Ecologista con sus dos diputados, por lo que hacer un acuerdo con ellos le saldrá carísimo a Claudia Sheinbaum, quien por cierto los maltrató hasta el hartazgo en la actual Legislatura.

Ahora la jefa de Gobierno tendrá que cambiar sus moditos, si quiere que jalen con ella y de la mayoría calificada, que son 44 diputados, ni soñar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s