Ejecutan a taxista en la Peralvillo

El operador de un taxi fue asesinado a balazos y uno de sus familiares resultó gravemente lesionado cuando circulaban por calles de la alcaldía Cuauhtémoc; tras el hecho los homicidas escaparon del sitio, a bordo de una motocicleta; agentes de la Policía de Investigación indagan si se trató de una agresión directa por la forma en que ocurrió el homicidio.

Como parte de las investigaciones, autoridades ministeriales, periciales y agentes de la Policía de Investigación revisan las cámaras del sistema de videovigilancia a fin de obtener imágenes de los agresores.

Los primeros reportes de la policía señalan que el chófer de un taxi, su hija, su yerno y el padre de su yerno transitaban a bordo de un vehículo con engomado de taxi de la CDMX, sobre la calle de Albeniz luego de recoger a sus familiares del dentista, cuando sujetos armados a bordo de un vehículo de dos ruedas les dieron alcance y sin mediar palabra abrieron fuego en su contra en por lo menos seis ocasiones, para después huir a toda velocidad.

Tras la lluvia de disparos el operador del vehículo de alquiler, de 52 años de edad, pisó el acelerador a fondo pero no pudo escapar de una bala que entró por el parabrisas incrustándose en su tórax, arrebatándole la vida al instante, por lo que la unidad se detuvo justo en el cruce con Felipe Villanueva, en la colonia Peralvillo.

Vecinos de la zona que escucharon las detonaciones salieron de sus hogares para observar lo ocurrido, y se acercaron para auxiliar a los heridos, mientras solicitaban apoyo de los servicios de emergencia.

Uniformados del sector Tlatelolco y una ambulancia adscrita a la emergencia, llegaron hasta el punto, para brindar los primeros auxilios al hombre de 82 años el cual presentaba dos heridas en el cuerpo, por lo que fue necesario trasladarlo al Hospital General Doctor Rubén Leñero, mientras que la joven y su pareja solo fue diagnosticados con crisis nerviosa.

Hasta la escena del crimen llegó el hijo del ahora occiso, quien dio a conocer a las autoridades que a su cuñado y su papá ya les habían disparado en alguna ocasión, pero que su padre, quien en su tiempo libre se dedicaba a reparar vehículos y jugar fútbol con sus amigos de la colonia, no tenía nada que ver, pues no tenía enemigo alguno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s