Deben comparecer ante la FGR, los padres de los 43 normalistas desaparecidos: Iñaki Blanco

Martín Aguilar

Para su comparecencia solicitada por la Fiscalía General de la República (FGR), el ex fiscal de Guerrero, Iñaki Blanco, pidió que estén presentes los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y sus asesores jurídicos, así como los integrantes del Grupo de Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

A través de un escrito dirigido a medios de comunicación, el ex funcionario indicó que dicha petición fue al titular de la Unidad Especial en la Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa “con el propósito de dar lugar a un ejercicio inédito, a través del cual se transparente, aún más, la diligencia de mérito y de que exista la posibilidad de escuchar los planteamientos o dudas de dichas personas por cuanto hace a mi actuación en la atención del asunto de mérito”.

Consideró que la finalidad de la diligencia programada para este lunes, es que se aborden aspectos “intocados” en sus declaraciones anteriores, de manera que aprovechó para reiterar que el testigo colaborador del caso, identificado como Juan, es Gildardo López Astudillo, quien es integrante del grupo delincuencial Guerreros Unidos, “en el cual radica, sin lugar a dudas, la autoría material e intelectual de la privación de la libertad y desaparición de los estudiantes normalistas”.

Sostuvo que este hombre tuvo una participación directa en el caso y consideró que su testimonio está plagado de imprecisiones y clausura tras el cual hay “un cúmulo de datos de prueba.

“Al respecto, es de destacar que se trata de un ateste singular y de oídas, dado que el sujeto en cuestión aduce haberse enterado de los hechos por pláticas, a través de mensajes de BlackBerry y por la radio. De igual modo, debe tomarse en cuenta que Juan se excluye de la narrativa de los hechos en carácter de sujeto activo del delito, cuando lo cierto es que tuvo una participación directa en carácter de perpetrador.

“Es un testimonio plagado de imprecisiones, contradicciones y mentiras. Contra lo que él expone, hay todo un cúmulo de datos de prueba, dentro del cual destacan los denominados chats de Chicago o Intervenciones Legales de la DEA, los recientemente dados a conocer chats del Ejército, los testimonios limpios (no obtenidos mediante tortura) de los hermanos Bernabé y Cruz, de apellidos Sotelo Salinas, y la declaración obtenida por la CNDH de Juan Miguel Pantoja Miranda, alias El Pajarraco”, indicó Iñaki Blanco.

Sobre su involucramiento de elementos de la Policía Ministerial, tal como dio cuenta la CNDH en su recomendación o a partir de datos obtenidos por la FGR, el ex fiscal de Guerrero también mencionó que es “uno de los principales interesados en que se actúe en consecuencia. En tal sentido, debe tenerse presente que se trataría de responsabilidades a título personal o individual, más no institucional”.

Mencionó que deben considerarse amenazas de muerte que presuntamente realizadas por parte de José Luis Abarca, para lo cual se habría comisionado a integrantes de Guerreros Unidos, y la cual, asegura, le hizo saber “un integrante del Grupo de Coordinación Guerrero que hoy es parte del gobierno federal”.

“Del mismo modo, resaltan las instrucciones que dieron los hermanos Salgado Casarrubias a Gildardo López Astudillo con el fin de responsabilizar al gobierno del estado y a mi persona de lo ocurrido el 26 y 27 de septiembre, tal como se advierte en las intervenciones telefónicas de la DEA.

Además, puntualizó que al estar en prisión y al ser excarcelado, Gildardo López Astudillo tuvo el tiempo necesario “para pensar o estructurar una nueva o aparente versión de los hechos, destacando”, y reiteró que en la que aportó recientemente se excluyó de la misma, y que al haber sido liberado, pudo actuar a conveniencia y alterar los lugares en que ocurrieron los hechos al ser conocedor de los mismos.

“El Gil y otros integrantes de los Guerreros Unidos que han sido liberados por supuestas violaciones al debido proceso pueden ser nuevamente detenidos y consignados por el caso Ayotzinapa y por otros hechos (secuestros, extorsiones, homicidios, entre otros) en los que sabe que estuvieron involucrados, por lo que espero, con absoluto respeto, que las autoridades competentes reparen lo que deba perfeccionarse, que se integren nuevas carpetas y que éstas se judicialicen”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s