Hay que superar la brecha de exclusión que enfrentan poblaciones originales: Frida Guillen

Martín Aguilar

Urge trabajar para superar la brecha de exclusión que enfrentan las poblaciones originarias de la Ciudad de México, ya que “ninguna sociedad es plenamente democrática cuando exista una desigualdad generada por la discriminación y violencia dirigida hacia un sector de la sociedad que es parte de nuestro origen e identidad”, expresó la diputada Frida Jimena Guillén Ortiz.

Al participar en la comparecencia de la Titular de la Secretaría de Pueblos, Barrios y Comunidades Indígenas Residentes de la Ciudad de México, Dra. Laura Ruiz Ita Andehui Ruiz Mondragón, la congresista aseguró que la CDMX no puede llamarse una “ciudad de vanguardia” cuando existen deficiencias y necesidades no atendidas de estos grupos considerados de atención prioritaria.

Mencionó que en la alcaldía Cuauhtémoc residen poco más de 8.5 mil personas de origen indígena como son triquis, otomís, mazahuas y mayas, así como de otras naciones como de Bolivia y Guatemala, que viven en condición de rezago económico, además de que se ven orillados a vivir en lugares precarios y en condiciones de hacinamiento, ya que las 4 mil 139 solicitudes de vivienda canalizadas por el INVI, no han tenido respuesta positiva.

Asimismo, acusó a este gobierno de haber trastocado los derechos de los pueblos y barrios originarios, ya que ha ignorando sus demandas más sentidas y profundas; se ha atentado contra su autonomía y libre autodeterminación, máximas que deberían regir la convivencia y la relación que guardan las autoridades administrativas con las autoridades tradicionales de los pueblos y barrios originarios.

“Lamento mucho que la política pública impulsada por la Dra. Claudia Sheinbaum, no favorezca las demandas y solicitudes de estos grupos prioritarios, pues tal parece que lo que menos les importa es respetar los usos y costumbres, tradiciones, autonomía y libre autodeterminación de las comunidades y pueblos indígenas”, reiteró

La diputada del GPPAN acusó de diversos actos de autoridad que han causado molestia y una gran tensión con los pueblos y barrios que se encuentran en la parte sur de esta capital, quienes han denunciado en diversas ocasiones ser despojados de tierras y espacios de carácter ejidal y comunal, que son sitios históricos, emblemáticos y representativos de sus comunidades.

Lo más grave y delicado, dijo, es que muchas veces dichos espacios son donados o comprados por los mismos integrantes de las comunidades, por lo cual, resuelta sumamente indignante y agraviante que la autoridad atropelle la voluntad de los pueblos y los despoje de sus terrenos para destinarlos a otros fines sin tener la delicadeza de consultar primero con sus habitantes.

Tal es el caso del deportivo popular en el pueblo de San Pedro Atocpan, Milpa Alta, que ha sido arrebatado por la Jefa de gobierno en complicidad con la alcaldesa; el parque en la colonia Lomas de la Era en la Alcaldía Álvaro Obregón que incluso fue donado por los mismos vecinos y construido con el esfuerzo y financiamiento comunitario; el predio ubicado en el pueblo de San Pedro Mártir, Tlalpan, donde se pretende realizar la construcción de viviendas sin consultar a los habitantes.

Otro caso –añadió la legisladora– es el terreno destinado para la ampliación del centro de salud en Villa Milpa Alta que ahora la Jefa de Gobierno quiere fraccionar para utilizarlo para otras propósitos, decisión que fue fuertemente cuestionada por los comuneros de esta alcaldía, como si no existiera suficiente espacio en Milpa Alta.

Pidió a la funcionaria conocer sobre las acciones que ha implementado la Secretaría de Pueblos, Barrios y Comunidades Indígenas Residentes de la Ciudad de México para defender los derechos e intereses de los comuneros y ejidatarios de estas alcaldías.

Finalmente, la legisladora, integrante de la Comisión de Pueblos, Barrios y Comunidades Indígenas Residentes de la Ciudad de México, pidió a la funcionaria que detalla las acciones puntuales para frenar la sobreexplotación de los recursos naturales y el deterioro del suelo de conservación representa uno de los grandes desafíos para garantizar los derechos de los pueblos originarios.

Tras concluir su participación en la sesión de comparecencia, Frida Jimena Guillén lamentó que la funcionaria no haya contestado ninguna de sus preguntas, por lo que buscará sostener otro encuentro para conocer sobre las acciones que lleva a cabo este gobierno en el tema de la protección de las culturas y poblaciones originarias de la Ciudad de México.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s