CFE enfrenta12 arbitrajes internacionales en varios países

Rebeca Marín

La estatal CFE enfrenta 21 procedimientos de arbitrajes internacionales, según los estados financieros de la compañía. La eléctrica nacional no da más detalles de los procesos en los documentos, pero asegura que estos están a cargo del abogado general de la compañía, son resultados de disputas con diversos proveedores y se encuentran en distintas etapas. La CFE fue consultada, pero se negó a hacer comentarios.

“A la fecha de los estados financieros, no podemos determinar razonablemente si un resultado final adverso en estos procedimientos tendría un efecto negativo que genere un incremento en la provisión adicional para litigios”, dice en uno de sus estados financieros.

La estatal comenzó a revelar la información sobre estos litigios en sus documentos correspondientes a los últimos trimestres del año pasado. Pero no detalla si los procesos se originaron durante este sexenio o desde administraciones anteriores.

La compañía a cargo de Manuel Bartlett tampoco da a conocer quienes son las contrapartes dentro de estos procedimientos, pero abogados consultados han explicado que los litigios involucrarían a compañías extranjeras, lo que explicaría porqué las disputas se llevan a cabo en sedes internacionales.

Estos arbitrajes suelen ser la última instancia a la que recurren las compañías para la resolución de un conflicto. La esencia del procedimiento, establecido dentro del T-MEC y en otros acuerdos comerciales, yace en que un tercero privado decida sobre la controversia central del conflicto.

Los documentos de la estatal dan otra señal sobre el gran número de estos procedimientos.

La administración de la estatal ha aumentado la reserva financiera para atender estos asuntos de manera significativa en el último año. Para 2020, la empresa propiedad del Estado reportó una reserva para juicios y litigios de 9.84 millones de pesos y para el año pasado esta aumentó a 9,639 millones de pesos.

Esta reserva suele utilizarse por las compañías para sobrellevar los costos resultantes de los procesos judiciales de los que son parte y pagar a sus contrapartes, en dado caso de recibir una resolución negativa.

Para dimensionar, el monto es superior al presupuesto que el año pasado se destinó a operar, mantener y ampliar la red nacional de transmisión, que fue de alrededor de 7,343 millones de pesos.

“La empresa se encuentra involucrada en varios juicios y reclamaciones significativos, derivado del curso normal de sus operaciones, cuyas resoluciones se consideran probables e implicarán incurrir en salida de efectivo.

Por lo anterior, se han reconocido algunas provisiones en los estados financieros, representando el mejor estimado de los pagos”, dice en uno de los documentos. Fuentes consultadas explicaron que la mayoría de los conflictos han derivado de la tormenta invernal en Texas de febrero del año pasado que subió de manera significativa el precio del gas natural que compra la estatal.

La compañía solo da más información de uno de los procedimientos. En abril del año pasado Aron & Company LLC, una compañía de trading propiedad del banco estadounidense Goldman Sachs , inició un arbitraje internacional por una disputa comercial con CFE Internacional.

“Se relacionan con las obligaciones de pago y entrega de las partes en virtud de contratos de compra de gas natural a largo plazo después de la tormenta invernal Uri en Texas en febrero de 2021 que resultó en picos de precios sin precedentes el procedimiento arbitral se encuentra en la etapa inicial”, explica en uno de sus estados financieros.

En mayo del año pasado Bloomberg reveló que el banco Goldman Sachs inició un arbitraje internacional en contra de CFE por el reclamo de un pago por 400 millones de dólares por una supuesta deuda que deriva de una transacción de gas natural durante la crisis de suministro de Texas del 2021.

En sus estados financieros, la CFE no especifica si se trata del caso emprendido por Aron & Company. Iberdrola, con la que el gobierno mexicano mantiene una tensa relación, interpuso en marzo pasado un arbitraje tras no haber logrado echar a andar Topolobampo III, una central licitada en 2017 para vender electricidad a la eléctrica mexicana.

La española demanda la entrada en operaciones de la planta, un pago de 10 millones de dólares y la devolución de alrededor de 2 millones de dólares que pagó de sanciones. Pero la CFE se ha interpuesto al proceso y ha pedido a la española un pago de 190 millones de dólares.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s