Se incrementan los precios de 16 de los 24 productos de la canasta básica

Rebeca Marín

A casi dos semanas de anunciarse el Plan antiinflacionario, 16 de los 24 productos que incluye esta estrategia registraron incremento de precios; seis mantuvieron su precio sin cambios y solo 2 productos bajaron.

Al dar a conocer el monitoreo sobre el comportamiento que registran los precios de los 24 productos de la canasta básica incluidos en el Plan antiinflacionario, la Alianza Nacional de Pequeños

Comerciantes (ANPEC) informó que los alimentos que elevaron su precio, son: naranja 200%; jitomate 66.67%; cebolla 57.89%; huevo 43.75%; papa 40%; arroz 28.57%; azúcar 16.67%; frijol 12.50%; papel higiénico 12%; sardinas 10.53%; lata de atún 10%; aceite 8.89%; pan de caja 7.69%; chuleta de puerco, bistec de res y pollo entero presentaron un alza de un 10% promedio nacional.

Asimismo, reportó que 6 productos mantuvieron su precio estable, como son: manzana, chile jalapeño, pasta para sopa, tortillas, zanahoria y jabón de tocador y 2 solo dos productos, leche y limón, bajaron su precio.

La ANPEC informó que otros productos que no están incluidos en la canasta antiinflacionaria, también registraron aumento de precios, como son: aguacate 69.23%; tomate 66.67%; chile serrano 36.36%; jabón de lavandería 17.86%, manteniéndose la escalada inflacionaria de precios en el país.

Estos resultados, indicó Cuauhtémoc Rivera, presidenta de la ANPEC, muestran que más allá de pretender anclar los precios de los alimentos, es necesario instrumentar nuevos programas y políticas públicas de apoyo a la actividad comercial en pequeño y a nivel local, además de fortalecer el poder adquisitivo de la población.

Al considerar inviable pretender que la demanda de alimentos de la población se satisfaga a través del autocultivo, debido a que México es un país predominantemente urbano, Cuauhtémoc Rivera señaló que el aumento salarial que se autorizó a principios de este año, ya quedó totalmente pulverizado.

México lleva más de 70 años urbanizándose, de tal suerte que 8 de cada 10 mexicanos viven en las ciudades, por lo que llamar a la población a que cultive lo que come (frutas, hortalizas y/o legumbres) resulta inviable, tanto logística como culturalmente

Por otra parte, resaltó que “la drástica caída del poder de compra de la población ha dejado a 6 de cada 10 mexicanos siguen sin la posibilidad de cubrir el costo de los alimentos que demandan sus hogares y 2 de cada 10 viven el hambre, padecen la desnutrición y colocan en máximo riesgo su salud”.

Consideró que apostar al autoconsumo como estrategia de combate a la inflación es descargar la responsabilidad gubernamental en la ciudadanía, cuando el verdadero reto es lograr que el sistema económico responda a las necesidades de la población, a través de programas de apoyo a toda la cadena de producción, distribución y comercialización de alimentos, así como al fortalecimiento del poder adquisitivo de las familias.

“Estamos ciertos que nuestro Gobierno está obligado a hacer más de lo anunciado por el Plan antiinflacionario; está emplazado a hacer un balance de los programas y políticas públicas puestas en marcha por Covid-19 que no tuvieron mayor impacto en nuestra economía y sociedad como fue el Programa de 3 millones de microcréditos de 25 mil pesos y el de tandas de bienestar que, al no tener el éxito esperado, fueron cancelados sin haber, hasta ahora, nuevas contrapropuestas de apoyo”, indicó.

Recordó que los pequeños comercios; con alrededor de 1 millón 200 mil puntos de venta, genera más de 2 millones de autoempleos, que ofrece manutención a más de 5 millones de personas y satisface más del 52% de la demanda nacional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s