Crean el “Consejo Regulador Pro Mieles Mexicanas A.C. para combatir la miel adulterada

Rebeca Marín

En México, según datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), el consumo per cápita de miel es aproximadamente 250 gramos al año, cifra muy por debajo del consumo de azúcar que es de 60 kilos anuales.

Para promover el consumo de mieles mexicanas y apoyar a los más de 43 mil apicultores del país, se creó el Consejo Regulador Pro Mieles Mexicanas A.C., para certificar la originalidad de este producto, pues aunque suene extraño también hay “miel adulterada”.

El director general de este Consejo, Antonio Miranda Miranda, señaló que en la entidad, principalmente, la apicultura se concentra en la región sur, en municipios como Luvianos, Tejupilco, Sultepec, Almoloya de Alquisiras, así como en la región de los volcanes; adicionalmente, en el municipio de Valle de Bravo existe una asociación de apicultores, con una producción sobresaliente, sobre todo para el turismo que llega a la zona.

Si bien en la región norte de la entidad existen algunos productores, aún no se alcanzan los niveles que ya se tienen en el sur.

Informó que el Estado de México ocupa el lugar 20 a nivel nacional en producción, mientras que el líder es Yucatán. En la entidad se producen aproximadamente 80 toneladas anuales; sin embargo, la apicultura cada día cobra una mayor importancia.

“En el Estado de México la apicultura ha sido relegada, desafortunadamente estamos en un trabajo de reinserción por la importancia que tienen las abejas en el medio ambiente”.

En el marco del Día Mundial de las Abejas, que se conmemora cada 20 de mayo, explicó un poco más acerca de la producción, pues en la entidad generalmente solo se tiene una cosecha al año.

Refirió que el periodo de vida de una abeja es muy corto, pues ronda entre 40 y 60 días, en ese periodo cada abeja produce solo una cucharadita de miel.

“Su vida es muy productiva, en cuanto a la labor que hacen de recolectar el néctar de las flores y la producción se da porque son muy trabajadoras y en volumen es como logran hacer una producción importante”.

Uno de los principales obstáculos a los que se enfrentan las y los apicultores, no solo en el Estado de México sino a nivel nacional, es la competencia desleal en forma de “miel adulterada”, que está hecha a base de jarabe de maíz de alta fructuosa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s