La Barriada/Martín Aguilar/Prometer no empobrece

La promesa de seis de seis quedó distante, pero aun así el gobierno y su partido festejaron el triunfo en las elecciones de este domingo.

El presidente López Obrador presumió lo que siempre ha dicho, que el pueblo es mucha pieza.

Incluso en su conferencia de prensa leyó los porcentajes de la elección en cada entidad, comenzando por los de Morena.

Hizo ver que la preferencia hacia su partido y candidatos guinda, son naturales, lo cual es absolutamente falso.

“Nunca voy a dejar de agradecerle al pueblo su confianza, sobre todo a la gente humilde, a la gente pobre”, dijo el presidente asumiendo como suyo el triunfo

Pero nada dijo de las denuncias del envío de operadores con dinero en efectivo para la compra de votos, que fueron constantes durante la jornada electoral.

El ejemplo más notable es el del gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, quien llegó a Aguascalientes con actitud intimidatoria y prepotente, según reportaron medios de comunicación locales.

El diputado panista Santiago Creel denunció que llegó a esa entidad originaria de Iztapalapa.

Diversas columnas políticas difundieron que la responsable de operar para Morena la elección de Aguascalientes, fue la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum .

En Durango las redes sociales información que la policía detuvo a un grupo de morenistas encabezados por diputados con dinero en efectivo y listas de ciudadanos.

También fueron insistentes las denuncias de la participación del narcotráfico en Oaxaca y Tamaulipas.

De lo anterior dio detalles puntuales el columnista Raymundo Riva palacio , uno de los periodistas mejor informados en el país.

¿Y si el pueblo está con Morena, a qué fueron funcionarios, brigadistas y diputados a las entidades mencionadas donde de todos modos fueron derrotados?

¿Si tienen la seguridad de contar con la aceptación ciudadana, porque comprar los votos, principalmente en las zonas marginadas? Pruebas los henos de sobra.

Derivado de esto último, la conclusión es una falsa la percepción de un voto supuestamente fiel, pues se obtuvo mediante la dádiva y las amenazas a adultos mayores con la pérdida de su pensión.

¿Y si hay la seguridad de que el pueblo simpatiza con Morena, porque adelantará la campaña de sus candidatos?

López Obrador lo dijo con toda la extensión de sus palabras, con la parsimonia que lo caracteriza al hablar:

“ La única cosa es que no se distraen en sus funciones ; o sea, tienen que trabajar 16 horas en el gobierno y de las ocho que les quedan, de las 24 del día, pues agarrar para hacer sus campañas unas dos o tres (horas) , y que duerman cinco diarias horas, pero que las 16 dedicados al gobierno se mantienen”.

Así es como ha instruido a sus sucesores. No es el momento legal electoral para hacer campaña, pero el presidente ya les dio la bendición para hacerlo y violar la ley.

El mensaje no tiene empacho: duerman poco para que puedan hacer campaña.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s