Del Pasado al Futuro/Severo rezago en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la CDMX

Martín Aguilar

La justicia laboral es una deuda no saldada para las y los trabajadores del país, a la que han contribuido las instituciones que se encargan de esa tarea como el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación, las Comisiones de Derechos Humanos y las Juntas de Conciliación y Arbitraje tanto locales como federales.

Durante la trasmisión del programa, Del Pasado al Futuro, conducido por Rosalía Buaun y Tony Mancuso, acompañados por el Director Editorial de las revistas Cúspide y Liberal Metropolitano, Lino Calderón, tuvieron como invitados al Maestro Eleazar Rubio Aldaran Presidente de la junta local de Conciliación y Arbitraje de la CDMX, Lic. Elvis A. Baldizon y Lucia Gual.

Rubio Aldarán sostuvo que el objetivo de su mandato en la institución es “transitar hacia el nuevo modelo laboral, dando resultados inmediatos para reducir el rezago de expedientes que aún existe”, tras reconocer que dicho rezago empeoró con la pandemia. El funcionario agregó que “terminar con el rezago, es importante porque es una lucha histórica de los trabajadores de las clases más desprotegidas”.

La salida que propone ante este problema es el análisis de más de 130,000 expedientes rezagados, su revisión y depuración; ampliar fechas para la recepción de quejas o demandas y enfrentar cierres de juntas por contagios de Covid-19 y atender los asuntos a través de las redes sociales.

Sin embargo, más allá de que la salida que propone Rubio Adarán y de que no se especifique más, de la manera en que se plantea la supuesta solución al rezago, apunta a un análisis sin perspectiva de clase y cuyas medidas tendrían como resultado la conclusión exprés de expedientes sin garantizar que sean favorables para los trabajadores y se cumplan, así como el aprovechar la pandemia para evitar que ingresen más demandas.

Además, las propias autoridades expresaron diversas problemáticas, entre ellas la falta de personal para resolver las demandas, así como presupuesto. Por lo que las declaraciones del titular de la JLCA implicarían sobrecarga de trabajo y profundización de la precarización para su propio personal.

El funcionario menciona que dio la instrucción de revisar expediente por expediente y se encontró con que la plataforma digital le daba una cifra y los presidentes de las Juntas especiales le daban otra, difiriendo hasta por 5 mil expedientes en los datos.

Como resultado, dijo: “ya depurados los expedientes, me encontré con un universo de 134 mil 347 expedientes al inicio de mi gestión, de los que se identificaron 21 mil 213 expedientes que se mandaron al archivo general por diversos motivos: conciliación, desistimientos, inactividad procesal, laudo cumplimentado, incompetencia, acumulación, caducidad o prescripción. Con esta decisión se logró reducir un 15.8% los asuntos en trámite”.

Menciona que a la fecha existen 127 mil 794 expedientes en activo, asuntos que incluyen 11 mil 58 pendientes de admisión, además de las 3 mil 62 nuevas demandas recibidas en el mes de abril de 2022.

Relata que con motivo de la pandemia se permitió presentar las demandas vía digital, pero se encontró con más de 8 meses paralizadas las citas a las partes. Hay 800 casos en que fueron citados los interesados para presentar su documentación física hasta por 5 ocasiones y no se presentaron jamás.

Refiere que uno de los cuellos de botella más importantes son los expedientes que están en la etapa de Conciliación, Demanda y Excepciones, alrededor de 70 mil. La mayoría se difiere por falta de notificación a cargo de los actuarios; cerca de un 90% se encuentra en esa situación.

Rubio Aldaran precisa que hay expedientes que tienen hasta 10 demandados, en los que se demanda a cualquier persona sin importar si tiene relación laboral o no. Yo le comenté que la mayor parte de los abogados que litigan en la rama laboral no son especialistas en la materia, y por ello se complica el proceso de manera innecesaria.

El funcionario agregó que frente a estas circunstancias, es necesario que todas las luchas se articulen y que no se base únicamente en la vía legal, sino que ésta debe estar acompañada de la movilización independiente sin confianza en el gobierno y sus instituciones, para lograr resoluciones favorables para los trabajadores y que sean ejecutadas.

Por su parte, Carlos Valdez y Lucia Gual invitan al público al Coloquio Nacional de la Entidad Masónica Universal los días 17 y 18 de junio en el Centro Cultural Futurama, que es el centro más importante de arte y cultura al norte de la Ciudad de México, ubicado en la Alcaldía Gustavo A Madero.

Gual señaló que el objetivo del coloquio es analizar y formular propuestas de solución bajo la óptica de la doctrina liberal y progresista, en pro de la Convivencia en un clima de Libertad, recuperación tras la Pandemia y oportunidades para la Paz Universal en el mundo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s