La Barriada/Martín Aguilar/No tiene la culpa el indio

Vaya problemón en que Rafael Gregorio Gómez Cruz, secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la CDMX, metió no sólo a Claudia Sheinbaum, sino a la 4T en general, donde abundan los señalamientos de acoso sexual en contra de mujeres.

Todo empezó por una denuncia presentada en la Fiscalía de Delitos Sexuales el pasado 24 de mayo por una mujer que iba a entrar a trabajar en Seduvi y fue citada por el titular en un restaurante para afinar detalles de la contratación.

Según la denunciante, luego del café, Gómez Cruz se ofreció a llevarla a su domicilio y fue en su auto donde presuntamente le hizo diversos tocamientos, por lo que decidió bajarse y no aceptar el trabajo.

Casi dos semanas después de la denuncia, Sheinbaum dio “vacaciones” al secretario, mientras la fiscal Ernestina Godoy realiza las pesquisas y define si existen o no elementos suficientes para procesarlo.

Sólo que ahora hay una denuncia más contra Gómez Cruz, y al parecer esa sí con elementos que podrían probar el acoso del que otra empleada de Seduvi asegura haber sido objeto, y ahí la cosa cambia.

Porque habrá que recordar que el exlíder del PRI capitalino, Cuauhtémoc Gutiérrez, está preso en el penal de El Altiplano, porque algunas mujeres denunciaron que personal del partido las había contratado para hacerle favores sexuales a su jefe.

Aunque ninguna de ellas lo imputa directamente a él, la carnala Ernestina se aplicó, no solamente para ponerlo tras las rejas mientras su caso se resuelve, sino que lo exhibió públicamente como un trofeo en contra de la trata de personas.

En una época donde la agresión a mujeres ha crecido exponencialmente —y la CDMX no está exenta—, la reacción de la jefa de Gobierno es al menos tibia, por decirlo suave, pues por menos que eso muchos han sido presentados ante el Ministerio Público.

Más allá de que Gómez Cruz sea ya insostenible en el cargo, habrá que preguntar quién revisó sus antecedentes y no detectó estas conductas, pues resulta que incluso está en la lista de deudores de pensión alimentaria.

El martes pasado un grupo de diputados se reunió con Ernestina, y fue la panista Luisa Gutiérrez Ureña la que más cuestionó a la carnala, advirtiéndole que tuviera cuidado con la investigación que realizaba, pues un error en el proceso podría provocar un escándalo social.

Y es que la propia panista tiene denunciado ahí a un diputado de Morena precisamente por acoso sexual, y es hora de que, con todo y las pruebas aportadas, la Fiscalía capitalina no informa sobre avance alguno.

El tema del titular de Seduvi es muy delicado para la 4T, pues al menos dos de sus diputados locales han sido señalados ante las autoridades como abusadores, y siguen tan campantes en sus curules.

Si Sheinbaum se ha proclamado como una gobernante feminista, no se entiende por qué Gómez Cruz no fue removido en definitiva y ni siquiera lo ha llamado el Ministerio Público. Pero pase lo que pase, ya quedó la duda sobre su comportamiento contra las mujeres y es insostenible.

Hasta las mujeres de Morena en el Congreso de la CDMX se unieron ayer a la exigencia de la perredista Polimnia Romana Sierra para hacer justicia a brevedad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s