Advierten fraude en Morena rumbo a las elecciones del 2024

Martín Aguilar

Al cambiar los nombres de figuras, actos y procesos electorales por títulos relacionados con la transformación del país, Morena ha buscado evadir responsabilidades ante las autoridades electorales y tomar una ventaja indebida dándole la vuelta a las reglas, en lo que expertos han considerado una evidente estrategia para hacer un fraude a la ley.

Precandidatos denominados “Coordinadores de la defensa de la cuarta transformación” que asisten a “comités de la transformación” que se tratan de actos de precampaña, o mítines con aspirantes a candidaturas disfrazados de “asambleas informativas”, son algunas de las estrategias implementadas por Mario Delgado desde que tomó la dirigencia nacional del partido y que en algunos casos le han funcionado y en otros, le han traído sanciones que van desde amonestaciones o multas económicas, hasta la negativa de registros para los candidatos con los que intentaron torcer la ley.

El ex consejero del entonces Instituto Federal Electoral, Alfredo Figueroa, alertó que este cambio de “títulos” a las figuras legales, debe frenarse de manera definitiva por las autoridades electorales para que no afecten la certeza de ningún otro proceso electoral.

“Está claro desde hace tiempo que el partido Morena, lo que está haciendo es pretender que a partir de establecer una suerte de títulos distintos a la materia electoral pueda actuar con impunidad. Es decir, como yo le llamo a esto ellos lo transforman para darle la vuelta.

“Con un ‘defensor de la Cuarta Transformación’ puedo elegir a mi candidato previamente, no someterme a un proceso de precampaña y de verificación, y puedo iniciar un evento anticipado de campaña con un nombre diferente al de la legislación para que no me sean aplicables esas normas, y por lo tanto, evadir las responsabilidades. Eso se llama fraude a la ley y fraude a la Constitución”.

Advirtió que, con esta estrategia, Morena “arranca previamente a los tiempos del resto de los partidos políticos y por lo tanto tienen una ventaja indebida, rompen la equidad y la competencia política y lo que la autoridad tiene que actuar de manera rápida y contundente, de manera definitiva para que no se repita en el futuro”.

En abril de 2021, de acuerdo con estadísticas del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, los juicios de y en contra de Morena, se dispararon desde la llegada de Mario Delgado a la dirigencia.

En ese año, por lo menos había una decena de denuncias de militantes del partido que lo acusaban de “fraude, simulación, irregularidades en el proceso de selección de candidaturas, falta de objetividad y certeza, parcialidad y supuestas encuestas inexistentes para selección las candidaturas a las gubernaturas” de al menos cinco estados que se renovaron el año pasado”.

Estas acusaciones se confirmaron cuando el Instituto Nacional Electoral canceló 49 candidaturas en el proceso electoral 2020-2021, de las cuales, 42 eran de Morena.

Esa fue la sanción más grave que recibió Morena por actos de simulación en sus procesos al no entregar reportes de fiscalización de precampaña, en las que destacó negarle a Félix Salgado Macedonio y a Raúl Morón ser candidatos a las gubernaturas de Guerrero y Michoacán.

En ese momento, este medio reveló que en los juicios, el propio Salgado Macedonio exhibió que fue el dirigente del partido quien sugirió no reportar gastos e ingresos al Instituto Nacional Electoral porque Morena no registró precandidaturas, y el cargo que se le asignó fue “coordinador de la transformación en Guerrero”.

El INE comprobó que sí hubo actos de precampaña y que, aunque con otro título, ellos como otros, ya eran considerados precandidatos. Tras esa sanción, en la elección de este año, Morena tuvo que enmendar y aunque el 23 de diciembre de 2021, nombró a ser coordinadores de la transformación, se reportaron gastos de precampaña y campaña ante el INE para evitar nuevas negativas de registro.

Sin embargo, nuevamente estas figuras generaron conflicto en la contienda de Oaxaca, donde Susana Harp logró frenar la precampaña de Salomón Jara alegando que ella no se inscribió para que se seleccionara “una coordinación de la transformación” sino una precandidatura, lo que orilló al TEPJF a exigirle a Morena que defina claramente si estas figuras son el equivalente a precandidaturas.

Además, el pasado fin de semana en Toluca se realizó una “Asamblea informativa” en donde se placearon los aspirantes a la gubernatura del Estado de México y de la presidencia de la República para el 2024, por lo que Morena ha continuado con esta estrategia que el Partido Acción Nacional formalmente denunció como “fraude a la ley”.

La Comisión de Quejas y Denuncias del INE debe sesionar en las próximas horas para resolver si ese evento podría constituir actos anticipados de campaña y ordenar que se suspenda cualquier publicaciones que haga referencia a ese mitin, y será el Tribunal Electoral el que defina si en efecto se constituye ese ilícito, lo que pondría en riesgo otra vez, los registros de los eventuales candidatos morenistas por no apegarse a las normas bajo un esquema de nuevos títulos 4T.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s