AMLO favorece a Inbursa para la compra de Banamex

Rebeca Marín

Con un cambio de las preferencias a las actuales condiciones impuestas al proceso de venta de Citibanamex, Barclay Capital consideró que los comentarios realizados hoy por el Presidente Andrés Manuel López Obrador favorecen a Inbursa y otros potenciales postores, mientras que ve como negativos para Citi, Banorte y Santander.

La correduría destacó que en su conferencia diaria, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió hoy al proceso de venta de Citibanamex declarando que su administración ha fijado "algunas condiciones" para la potencial transición y que incluyen:

  1. Ser financiado con capital mexicano.

  2. Los accionistas partícipes estén al corriente en el pago de sus impuestos.

  3. La vasta colección de arte de Banamex debe permanecer en México.

  4. Que no haya despidos masivos.

Destacó que lo más interesante es que esos comentarios fueron propiciados por una pregunta relacionada con trabajadores petroleros despedidos en 1994, y no por una pregunta relacionada con la operación misma.

Aunque Barclays refirió que en anteriores ocasiones AMLO ha expresado sus preferencias por una potencial "mexicanización" de Banamex, el arte y la cuestión de impuestos, es la primera ves que menciona explícitamente los potenciales despidos y que estos temas serían condiciones impuestas en el proceso de venta, como frente a una mera preferencia.

La correduría consideró que el Presidente realmente puede establecer esas condiciones y dijo que más allá de la capacidad de una administración para influir informalmente en cualquier transacción, el artículo 17 de la Ley de Instituciones de Crédito de México establece que una operación como esta, cuando un tercero adquiera el control de un grupo financiero, requiere autorización de la Comisión Nacional Bancaria (CNBV), "la cual podrá otorgarla discrecionalmente".

Las implicaciones para Citi son negativas pues dijo que condiciones más estrictas podrían reducir el campo de licitadores potenciales o, alternativamente, resultar en una menor oferta potencial de partes que de otro modo podrían contar con reducciones de personal para lograr sinergias.

En el caso de Banorte y Santander México, las restricciones a los despidos limitarían las posibles sinergias.

Para Santander, estar bajo el control español lo descartaría por completo si se hiciera cumplir la primera condición.

Respecto a las implicaciones para Inbursa y otros postores, Barclays destacó que las empresas controladas por Carlos Slim han sido tradicionalmente más conservadoras que la mayoría cuando participa en fusiones y adquisiciones, y dada una presencia minorista mucho más pequeña que Banorte y Santander, consideró que la necesidad de posibles despidos sería significativamente menor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s