Renuncias, investigaciones por anomalías y divisiones amenazan al Consejo de Salubridad

Rebeca Marín

Las denuncias por presuntas irregularidades, así como discrepancias y jaloneos entre sus integrantes, amenazan el funcionamiento del Consejo de Salubridad General (CSG).

Así lo confirmaron a fuentes federales e internas de la Secretaría de Salud, que pidieron no revelar sus nombres debido a lo delicado de la situación en el ámbito sanitario.

La Secretaría de la Función Pública (SFP) tiene abiertas dos investigaciones contra César Cruz Santiago, secretario técnico de la Comisión para Definir Tratamientos y Medicamentos Asociados a Enfermedades que Ocasionan Gastos Catastróficos, y Mario Moreno Nava, subdirector de área, integrantes ambos del Consejo de Salubridad General (CSG).

De acuerdo con información proporcionada a este portal, las investigaciones abiertas contra Cruz y Moreno son por inconsistencias en sus declaraciones patrimoniales y por haber ordenado publicar el Compendio de Medicamentos y Materiales de Curación, al parecer, sin permiso.

“El Compendio ya estaba aprobado desde 2018, pero no se había publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), así que ellos (Cruz y Moreno) ordenaron que se publicara”, dijo una fuente interna de la Secretaría de Salud.

Otras versiones públicas aseguran que se les acusa de omitir requisitos y procesos técnico-administrativos para facilitar el ingreso de medicinas, equipos y material de curación al Compendio Nacional de Insumos para la Salud.

Fuentes federales se negaron a proporcionar mayor información sobre las investigaciones contra César Cruz y Mario Moreno, puesto que estas están en curso. Tampoco dijeron qué sucederá o quién reemplazará a los integrantes del CSG que han salido en medio de una tormenta de acusaciones y discrepancias.

A las denuncias se suman las discrepancias entre sus secretarios general y técnico, José Ignacio Santos Preciado y José Alberto Gómez Rodríguez, con el titular de Salud y el subsecretario, Jorge Alcocer y Hugo López-Gatell.

De acuerdo con las fuentes consultadas, los pleitos internos han sido en torno a las políticas de salud, como la farmacéutica, es decir el acceso y la disponibilidad de medicamentos para la población; y la de atención a enfermedades raras.

“Las discrepancias se han generado por el papel que le corresponde al Consejo en las políticas de Salud y el poder que Hugo López Gatell quiere acaparar, al alegar que hay funciones que se duplican entre este órgano y su subsecretaria”, dijo la fuente.

Otros expertos aseguran que organizaciones de la sociedad civil estaban impulsando, con apoyo de las farmacéuticas, este registro de enfermedades raras, por lo que el subsecretario López-Gatell decidió echarlo para atrás, aunque esto signifique dejar sin la atención adecuada a quien las padece.

Todo lo anterior provocó la salida del CSG de siete de sus integrantes, entre ellos Santos Preciado, Gómez Rodríguez, Cruz Santiago, Moreno Nava y Juan de Dios Padilla Béjar, director de Sistemas de Información; Manuel Bandala, abogado del Consejo y Jorge Marín, secretario particular de Santos Preciado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s