La Barriada/Martín Aguilar/La jefa de gobierno que no gobierna

El cuento es que Claudia Sheinbaum no es conocida más que en el Valle de México, con poca o nula influencia fuera de la megalópolis. Querétaro, Hidalgo, Puebla, Morelos, Estado de México y la CDMX son, digamos, su terruño y nada más.

Su equipo le ha mencionado muchas veces la necesidad de salir y buscar nuevos terrenos, lo han consultado con Palacio Nacional y con Bucareli, en ambos tuvo la aprobación y que no necesariamente va a ser una acompañante presidencial, deberá viajar sola también; por eso fue la visita a Tabasco a principios de mes, antes a Veracruz y ahora la visita a Guerrero.

Nos dicen que otros destinos a la vista son Oaxaca, Michoacán y de nuevo Veracruz, zonas donde hay un verdadero botín electoral en el 2024. El norte no está en la agenda por lo pronto y el pretexto hoy es la reforma electoral a discutirse en la Cámara de Diputados.

Por cierto, hablando de pendientes legislativos hay que tomar en cuenta que cada vez falta menos para iniciar el periodo ordinario de sesiones y con los diputados nos cuentan, hay un problema.

No hay acercamientos entre Morena y la oposición para negociar las reformas constitucionales: la reforma a la Guardia Nacional y la electoral.

Se dice que con la moratoria constitucional de la oposición nada pasará. Ignacio Mier, líder de la bancada de Morena, anda preocupado.

No pasó la reforma eléctrica y ahora no puede armar lla aprobación de estos nuevos proyectos ¿Se esfuma su deseo de querer ser gobernador de Puebla, donde de por sí ya tiene problemas con el gobernador Barbosa?

Y en temas locales, resulta que tras la detención de presuntos integrantes del Cártel de Sinaloa en Topilejo en el gobierno de la CDMX se dijo que fue un gran acierto la forma en que Omar García Harfuch y la Secretaría de Seguridad Pública de la capital del país, hicieron el trabajo, pero al interior de Morena hay opiniones divididas.

Nos cuentan que lo que menos se quiere hacer es ruido al respecto, no solo porque es la capital del país donde sucedió y es una clara evidencia de que grandes organizaciones criminales como el Cártel de Sinaloa o el Cártel Jalisco, ya tienen presencia, algo que se había negado.

Por cierto, aún falta aclarar cómo es que se hicieron de un arsenal de alto poder de fuego, incluso con antiaéreos calibre 50. Oficialmente, los vecinos de Topilejo no imaginaban que Los Chapitos eran quienes tomaron la finca.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s