Abrazos y no balazos, aunque no les guste a los adversarios: AMLO

Martín Aguilar

El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que aunque no les guste a sus adversarios el gobierno seguirá aplicando la política de "abrazos, no balazos" como estrategia principal para pacificar al país.

Desde Cancún, Quintana Roo y en el día en el que concluye la jornada de oración por la paz, el jefe del ejecutivo federal aseguró que su gobierno nunca reprimirá al pueblo y trabajará para que haya paz y justicia.

Vamos a seguir buscando a personas desaparecidas, respetando los derechos humanos, no utilizando la fuerza (…) y sin reprimir al pueblo. También tenemos que lograr paz y tranquilidad con la filosofía de que la paz es fruto de la justicia y eso es lo que vamos a seguir aplicando como política. No les gusta a nuestros adversarios, pero ya ven que soy un poco perseverante, lo voy a seguir diciendo "abrazos, no balazos" y justicia, atender a la gente más necesitada, atender a los jóvenes para que nadie se vea obligado a tomar el camino de las conductas antisociales" indicó el presidente.

López Obrador admitió que no es un asunto fácil alcanzar la paz en el país pero sostuvo que es una persona con convicciones, por lo que en lo que resta de su mandato seguirá actuando con honestidad y garantizando por encima de todo todas las libertades, entre ellas, el que todos se puedan expresar a fin de fortalecer el sistema democrático y nunca permitir una dictadura.

El presidente de México también agradeció el apoyo y trabajo del gobernador saliente, Carlos Joaquín González pues dijo "ambos entendimos que una cosa es el partido y otra cosa es el gobierno".

López Obrador encabezó este domingo el inicio del programa de obras de infraestructura para Quintana Roo, el cual implicará una inversión de 7 mil 260 millones de pesos y estará vigente desde este mes de julio a diciembre del 2023.

El plan contempla cuatro obras de infraestructura para la entidad que ayudarán a agilizar el tránsito para los habitantes y también para los más de 25 millones de turistas que visitan Cancún cada año.

Las obras mejorarán las salidas y accesos del aeropuerto de Cancún, las zonas de hoteles, el boulevard Luis Donaldo Colosio, la avenida Chac Mool así como el puente vehicular Nichupté, que conectará la zona urbana de Cancún con la zona hotelera y el cual tendrá una longitud de casi 9 kilómetros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s