Arvide amenaza a mexicana que pidió auxilio al consulado en Turquía tras asalto

Martín Aguilar

“Ayúdenme, temo por vida, perdí a mi bebé”, fueron las palabras que exclamó Cielo Isamar Mojica Ruiz, una mexicana de 30 años de edad quien junto a su esposo, Roberto Navarro Cervantes, denuncian públicamente que fueron amenazados de muerte por la cónsul mexicana María Isabel Arvide Limón en Estambul, Turquía, luego de solicitar ayuda tras sufrir un asalto a mano armada en la localidad de Taskim.

La pareja de mexicanos platicaron a Publimetro que están molestos y claman por justicia después de perder a su bebé, debido a que acudieron ante las autoridades mexicanas pero no hicieron nada para ayudarlos; desde hace casi un mes se encuentran varados en Europa sin dinero para el vuelo y alimentos, tras el violento episodio.

Se acercaron a la oficina consular en la ciudad de Estambul, donde se desempeña como cónsul Isabel Arvide; sin embargo, lejos de recibir acompañamiento legal o económico, fueron echados e incluso amenazados por la representante diplomática.

“Llegamos el pasado 10 de julio a la comunidad de Taksim, en el centro de Estambul, nos alojamos en un hostal, todo iba de maravilla, pero cinco días después comenzó nuestra pesadilla, cuando cuatro hombres de raza negra, que hablaban entre turco y musulmán nos atacaron.

Nos llegaron por la espalda, a mi esposo lo sometieron en el suelo con una navaja y a mí con una pistola. Me arrebataron de mi cintura la mariconera en la que llevaba nuestras copias de pasaportes, 6 mil 250 euros y un celular. Cuando nos sueltan, estos tipos huyen por diferentes lados.

De repente, me empiezan a dar mis ataques de epilepsia y nadie de la gente que se encontraba alrededor quiso ayudar a mi marido a que me calmara. Los turcos son muy miedosos porque nadie hizo nada para ayudarnos”, contó Cielo.

Al no tener dinero para costear el hostal o cualquier otro tipo de hospedaje, Cielo narra que debieron quedarse en la calle hasta que un hombre de nacionalidad inglesa los auxilió para que pudieran comer.

“Por ser días feriados –cuando ocurrió el atraco–, en el consulado no atendían a nadie y sobrevivimos comiendo galletas de plátano, jamón y queso que un ciudadano inglés nos regaló”.

Relata que al llegar al consulado mexicano en Estambul, su titular Isabel Arvide la recibió a gritos, la discriminó por su forma de vestir y a su esposo por el tono de su piel.

“Llego al consulado mexicano y sentía que había entrado al cielo porque pensé que iba a recibir ayuda. Nos recibe el asistente de Arvide, pero me empiezo a sentir mal por las náuseas del bebé y vomito; después llega la cónsul y su saludo fue: ‘Cállate perra’ en tres ocasiones; ‘Aquí la que manda soy yo, la que juzga soy yo, la que habla soy yo’.

Después se dirige a mi esposo y le exclama que no le creía que yo fuera su mujer, porque como es moreno, ella no podría entender que yo era su esposa. No me preguntó sobre qué nos había ocurrido, se fue y le dijo a su ayudante: ‘Llévate a éstos de aquí, no quiero enfermos en el consulado’.

Nos corren a empujones del consulado, la señora de la limpieza alcanza a poner platos de comida en una bolsa que traía y al salir del lugar me da un ataque de epilepsia. Vecinos cerca del consulado llegan a auxiliarme y logran estabilizarme, pero voy al hospital”, cuenta Cielo.

Al no poder llevar al hospital las maletas que portaban consigo, Roberto, el esposo de Cielo, cuenta que se las dejan encargadas al asistente de Arvide.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s