Cae inventario de ganado por sequía, por lo que el precio de la carne subirá

Rebeca Marín

La sequía que azota a casi dos tercios de los municipios en México desde hace más de dos años redujo en una tercera parte el inventario de ganado en el país, lo que ocasionará un incremento en el costo de la carne y un menor consumo de este alimento, advierten la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y asociaciones de ganaderos.

De acuerdo con cifras del Departamento de Ganadería del gobierno de Chihuahua, uno de los estados más golpeados por la sequía, de un millón 300 mil cabezas de ganado que se tenían en el año 2020, en la actualidad la cifra ronda las 850 mil.

En otros estados como Nuevo León, la ganadería registra una baja de entre 25 y 30 por ciento del inventario de ganado y de no llover podría llegar a una caída de 50 por ciento para finales de año, advierte la Asociación Mexicana de Criadores de Ganado Simmental Simbrah.

“La sequía que azota a México impactará en los precios de alimentos como la carne, cuyo consumo disminuirá en millones de hogares, afectando principalmente a los niños”, advierte la FAO en un informe en el que analiza las consecuencias alimentarias de la crisis de agua en México y otras naciones de Europa que enfrentan la peor sequía en 500 años.

“Con seis días de salario mínimo en el centro de México (mil 37 pesos a la semana, casi 52 dólares) y alimentos como la carne por encima de los 200 pesos (unos 10 dólares), para las familias de menos recursos será casi imposible consumir este alimento”, destaca la FAO.

La organización internacional recuerda que los menores deben tomar una dieta equilibrada y variada, y que la carne es necesaria para su correcto desarrollo porque aporta proteínas de gran calidad, minerales, y vitaminas del grupo B.

El Sol de México realizó un recorrido por rastros de la Ciudad de México, en los que el costo por kilo de bistec de res se vende entre 160 y 180 pesos, pero organizaciones de ganaderos y carnicerías prevén que para fin de año supere los 200 pesos ante la escasez de animales por falta de agua. “El kilo empezó entre 140 y 150 pesos este año y ya estamos hasta en 180 o 190 pesos, seguro para noviembre o diciembre el costo superará los 200 pesos.

Creemos que llegue a unos 230 o 250 pesos por kilo”, señaló Pedro, propietario de la carnicería La Esperanza, ubicada al interior del Mercado Popular Rastro.

Otros cortes de carne más selectos como el sirloin de res cuesta entre 227 y 270 pesos el kilo, mientras el retazo, considerado lo más barato de la res, este mes superó los 130 pesos por kilo.

Pedro afirmó que hasta el momento, en el Mercado Popular Rastro no se percibe escasez de carne, pero cada vez la pagan más cara “porque cada vez hay menos, dicen que por la sequía”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s