Sedena eroga más de medio millón de pesos en a compra de abrigos para altos funcionarios

Rebeca Marín

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) adquirió 47 abrigos de cashmere 100 por ciento lana, con un valor de 545 mil 336.3 pesos, para “altos funcionarios” del organismo castrense. En contraste, el Ejército y Fuerza Aérea presumieron el pasado 3 de agosto que los nuevos uniformes que portará la tropa tienen un valor unitario de mil 100 pesos.

Este desembolso para “vestuario especial” destinado a mandos de la Sedena —como lo señala la ficha técnica del contrato que se publica en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT)— representa un costo unitario por abrigo de 11 mil 602.9 pesos, es decir, diez veces más que el nuevo atuendo para los 259 mil 689 elementos con los que cuenta el Ejército y la Fuerza Aérea.

Según fuentes militares, los 47 abrigos elaborados con cashmere y forro negro 100 por ciento de algodón fueron destinados a los 45 generales de División de la Sedena (el cargo más alto en el Ejército Mexicano), entre ellos al secretario Luis Cresencio Sandoval González, y dos atuendos quedaron de reserva.

De acuerdo con el contrato de adjudicación directa número D.G.FA.V.E.M. 132/P/2022, que firmó la Secretaría de la Defensa Nacional con la empresa Grupo Ülemus, S.A. de C.V., la primera entrega de siete de los 47 abrigos para altos mandos del Ejército se realizó el 18 de mayo y los 40 restantes se entregaron el 30 de mayo.

La compra de estos atuendos para los generales de División del Ejército fueron confirmados por la propia Sedenaa través de la solicitud de información que realizó El Sol de México con el folio 330026422005471, formulada el 11 de agosto y con respuesta del 2 de septiembre, en donde la institución armada incorporó capturas de pantalla del contrato.

En un sondeo de precios en el mercado que realizó este diario, un abrigo de cashmere 100 por ciento lana confeccionado por un sastre, como es el caso de los atuendos adquiridos para los generales de División del Ejército, va desde los cuatro a los seis mil pesos por pieza.

En cambio, si esta prenda es de alguna marca de diseñador de alta costura, los precios pueden ir de diez a 50 mil pesos.

De acuerdo con la línea de ropa de alta costura Again Cashmere, ubicada en Madrid, España, este tipo de fibras de cabra del Himalaya “es de las más exclusivas y valoradas del mundo”. También destaca que “la escasa producción de esta fibra hace que sea un producto muy exclusivo, sobre todo si es puro, sin mezclas de otras fibras”.

En la cláusula tercera del contrato de adjudicación directa, la Sedena estableció que el proveedor de estas prendas “será el responsable de realizar los trámites de importación (en el supuesto que los bienes sean de procedencia extranjera), así como de cubrir los gastos que se generen por concepto de impuestos y derechos”.

La adjudicación directa se realizó mediante la requisición número 4600009047 (P/DP-20/22), girada por director general de Fábricas de Vestuario y Equipo de la Sedena, general de brigada Jorge Ambía Minero, con el concepto de “confección de abrigos para atención de altos funcionarios de la Secretaría de la Defensa Nacional”.

La propuesta económica de la empresa Grupo Ülemus, S.A. de C.V. fue presentada el día 20 de abril de 2022 en el sistema Compranet, con la firma de su representante legal, Federico Ortiz Izquierdo Herington, aunque el documento presentado no está con el nombre de esa compañía, sino con el de Sartorialísimo Fatto a Mano.

Según la ficha técnica del contrato que se publica en la PNT, el negocio tiene la dirección de Privada San Antonio 7, colonia San Jerónimo Lídice, Alcaldía Magdalena Contreras, y acreditó como su Registro Federal de Contribuyentes (RFC) el GUL20050506HX4. En cambio, el RFC que acreditó en la propuesta económica es el OIHF9403294GA.

Apenas el pasado 3 de agosto, el jefe de Producción de la Dirección General de Fábricas de Vestuario y Equipo de la Sedena, Adalberto Vargas, presentó el nuevo uniforme para los 259 mil 689 elementos con los que cuenta el Ejército y la Fuerza Aérea, de acuerdo con cifras del Presupuesto de Egresos de la Federación 2022 en el apartado Analítico de Plazas y Remuneraciones.

Durante la presentación de los nuevos modelos, el coronel del Ejército explicó que los nuevos atuendos de la tropa están fabricados con tela ripstop, y dijo que esto es “una combinación de algodón y nailon”.

Para el tejido de la tela —detalló— “se emplean sistemas neumáticos, que le dan una alta resistencia al desgarre”.

El general Jorge Ambía Minero, director general de Fábricas de la Secretaría de la Defensa Nacional, destacó que el costo unitario de este nuevo uniforme es de mil 100 pesos. “Es el mejor uniforme que ha tenido el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos. Es transicional, porque va de un ambiente a otro; estereográfico, porque es en capas, y en profundidad tres, porque es la tercera versión que tenemos de camuflaje en México”, expuso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s