La Barriada/Martín Aguilar/El pez por su boca muere

Por si faltaran aspirantes a la Jefatura de Gobierno por parte de Morena, ahora es el dirigente de ese partido, Mario Delgado, quien levanta la mano para esa nominación, con lo que, hasta el momento, van seis corcholatitas guindas para la capital… y contando.

El líder del partido oficial ha confiado a sus cercanos que intentará convencer al Presidente de que lo avale para sustituir a Claudia Sheinbaum en 2024, aunque no está seguro de que el inquilino de Palacio Nacional acepte.

Sin embargo, insistirá hasta el último momento para que el dedazo recaiga sobre él, y para ello buscará entregar buenos resultados el año entrante en las elecciones de Coahuila y del Estado de México, lo que le permitiría argumentar a su favor.

Por si las dudas, en la capital empieza a aparecer publicidad de Delgado por todos lados, lo cual ha puesto nerviosos a más de uno, pues no saben bien qué es lo que está pasando.

El nuevo suspirante en la CDMX ya buscó una vez la nominación del PRD en 2012, pero fue derrotado en las internas por Miguel Ángel Mancera, con todo y que Delgado había recibido todo el apoyo del entonces jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard.

Junto con Mario están anotados Martí Batres y Omar Hamid García Harfuch, para completar una tercia de hombres, además de Rosa Icela Rodríguez, Clara Brugada y más recientemente Ariadna Montiel, con lo que también hay tres mujeres.

De esa lista se puede ir descartando a Batres, pues, además de ser repudiado por la mayoría de los capitalinos, se sabe que no tiene las simpatías de Palacio Nacional; en el caso de Delgado se dificulta el que tiene que hacerse cargo del proceso de 2024.

Por el lado de las mujeres, aunque Clara Brugada está bien calificada en Iztapalapa, si le quitan la opinión de los habitantes de su alcaldía y de Tláhuac, prácticamente desaparece de la ciudad; Rosa Icela parece haber metido freno y su figura se ha estancado.

En la final quedarían la secretaria federal del Bienestar, cercana a Andrés Manuel López Obrador, quien maneja los programas sociales, puntales de la política de la 4T.

Por el lado de los hombres estaría García Harfuch, quien ha trabajado para meterse poco a poco en el ánimo presidencial, pero, sobre todo, se ha ganado la confianza de su jefa.

Si al final Claudia no fuera la candidata de la 4T, muy probablemente la dejarían poner a quien la suceda y todos apuestan a que se inclinaría por su secretario de Seguridad Ciudadana; si ella fuera la elegida, las posibilidades de Montiel subirían.

De acuerdo con las encuestas, quienes tienen más posibilidades de crecer serían Ariadna y Omar Hamid, pues los otros tendrían, de entrada, un tope.

Y será El Sereno, pero de tantos que levantan la mano, Morena está convertido en un carnaval, mientras Sebastián Ramírez, flamante presidente local elegido en agosto, brilla por su ausencia en la capital.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s