Presión vecinal logra liberar espacio público en Tlalpan

Martín Aguilar

Después de cuatro meses y decenas de oficios de distintos vecinos de la zona alrededor de las Agencias 2 y 3 del Ministerio Público de Tlalpan, esta mañana a través de la presión social propiciada por un cierre de la Calle Matamoros entre Tezoquipa y Galeana, funcionarios de la Fiscalía General de Justicia del Gobierno de la Ciudad de México, de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de la Alcaldía de Tlalpan comenzaron a liberar el espacio público ocupado por más de 80 vehículos siniestrados que estaban en las calles.

María de los Ángeles García Grimaldo, Alma Trejo, Francisco Vergara y al menos dos docenas de vecinos denunciaron el silencio y hasta el maltrato de las autoridades como la ex fiscal Sandra Rivas, quienes constantemente les dijeron que hicieran lo que quisieran, que no era asunto de ellos, por lo que “ya nos cansamos y no nos quitaremos hasta que no se lleven todos los autos”, sentenciaron las y los vecinos.

Tras el cierre de la vialidad el nuevo fiscal Jessar Gamaliel Mira se acercó a platicar con los vecinos y se comprometió a remediar la situación que va desde el retiro de todas las unidades siniestradas que se encontraban estacionadas hasta en doble y triple fila, entorpeciendo la circulación, provocando molestias a la salida de los hogares de los vecinos, además de convertirse en un gran foco de infección. Además, se comprometió a realizar una mesa de trabajo este viernes, para ayudar a mejorar la imagen urbana del lugar.

Ángel Alonso, asistente de la dirección en la Fiscalía fue el encargado de coordinar el traslado de los vehículos, hacia diferentes corralones en la zona sur de la ciudad, luego de que los vecinos se quejaron de los atropellos y groserías utilizadas por los operadores de las grúas, los autos con restos humanos porque ahí llevaban los involucrados en choques en la México-Cuernavaca, además de que en la batea de algunas camionetas se hicieron grandes basureros.

“Es inconcebible que debamos llegar a realizar este tipo de manifestaciones ciudadanas para que nos hagan caso. Mandamos infinidad de oficios a todas las áreas relacionadas tanto del gobierno de la Ciudad de México como a la fiscalía y no nos hicieron caso. Les avisamos que íbamos a cerrar la calle y si no había acciones de su parte, que cerraríamos Tlalpan y se
volvieron a burlar, al responder que hiciéramos lo que quisiéramos; bueno, ya vieron que cumplimos lo que decimos”, expresó García Grimaldo.

Alma Trejo, otra de las vecinas les sentenció: “No nos vamos a quitar hasta que no se lleven todos los carros chatarra que nos dejaron aquí. Escúchenlo, no nos vamos a quitar. Ya no fuimos a trabajar y, además, vivimos aquí. Podemos sacar nuestro sleeping y quedarnos toda la noche, pero ya estuvo de tanto hablarles. Tal parece que no entienden de otra forma”.

Otro de los vecinos, Francisco Vergara, dijo que van a solicitar a la delegación y al gobierno de la Ciudad de México que toda la calle Matamoros, desde Galeana hasta Insurgentes Sur, sea convertida en una ciclopista para utilización de los vecinos, además de generar algunas zonas verdes de carácter recreativo.

Al cierre de esta información las autoridades habían retirado al menos 20 unidades de la calle Matamoros, entre Galeana y Jojutla.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s