Ejecutan a sujeto de diez balazos en Naucalpan

Un hombre de entre 35 y 40 años de edad fue asesinado a balazos, por un par de delincuentes que le dispararon en más 10 de ocasiones con armas de fuego, desde una motocicleta en marcha, cuando caminaba por la calle.

Mientras que dicho sujeto cayó al piso herido de muerte, los presuntos homicidas, que a decir de la policía, al parecer actuaron en una venganza, imprimieron velocidad a su caballo de acero del que no se dieron mayores pormenores, para darse a la fuga y perderse entre las calles del lugar, sin que hasta el momento se sepa nada de su identidad y posible paradero.

Los hechos que costaron la vida de este sujeto, hasta el momento desconocido, quien vestía unos pants, tenis y gorra de dolor roja y que como seña particular estaba pelón, se registraron minutos antes de las dos de la tarde de este miércoles, en la esquina de las calles Cerrada 4 de diciembre y Benito Juárez, en la colonia San Antonio Zomeyucan, una colonia que a decir de la policía está plenamente identificada como un punto rojo en la venta y distribución de drogas, en este municipio.

Autoridades policíacas informaron que de acuerdo a las primeras investigaciones que se realizaron, el ahora occiso caminaba con toda normalidad por la banqueta, cuando según versiones de algunos testigos, dos sujetos que viajaban en una motocicleta, sacaron armas de fuego para dispararle en repetidas ocasiones.

Después de que los presuntos agresores se dieron a la fuga, algunas de las personas que caminaban por el lugar, al percatarse de lo sucedido y de que el estado de salud del baleado era muy delicado de inmediato pidieron el auxilio de una ambulancia, aunque cuando paramédicos de la Cruz Roja llegaron y trataron de brindarle los primeros auxilios determinaron que ya no había nada que hacer, pues ya había muerto, a consecuencia de los múltiples balazos que recibió en diferentes partes de su cuerpo.

Durante las primeras inspecciones oculares que practicó en el lugar, el MP informó que el occiso quedó tirado boca abajo, en medio de un charco de sangre y que presentaba múltiples balazos en diferentes partes de su cuerpo, al parecer de una pistola calibre .9 milímetros, pues en la zona se encontraron al menos 11 casquillos percutidos de dicha arma.

En un intento por establecer cuál fue el móvil de este crimen y quiénes los responsables, policías de investigación ya iniciaron con sus trabajos policíacos, y de entrada revisan las cámaras de seguridad y esperan a que el occiso sea identificado para profundizar en sus investigaciones y resolver este caso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s