40 mil mexiquenses viven en condiciones precarias

Martín Aguilar

La comunidad de La Laguna de Chiconautla, zona que se encuentra en conflicto limítrofe entre Ecatepec y Acolman es tierra de nadie, por lo que cerca de 40 mil habitantes padecen por falta de drenaje, agua potable y servicios, afirmó en entrevista la diputada del Estado de México, Azucena Cisneros Coss.

Cuestionada sobre las condiciones precarias en las que viven familias de la zona, quienes en época de lluvias tienen que caminar en medio de lodazales y rodear extensos charcos de agua contaminada, la legisladora que representa un distrito electoral de Ecatepec dijo que la Cámara de Diputados local aprobó ya un exhorto para que los alcaldes de ambos municipios garanticen servicios y que la Comisión del Agua del Estado de México reinicie y concluya la construcción del drenaje semiprofundo.

Luego de pronunciar un discurso desde la tribuna, recordó que La Laguna de Chiconautla, comenzó a poblarse en el año de 1997, cuando los ejidatarios vendieron sus parcelas a terceros para ser fraccionadas de manera irregular.

Después de 10 años de que sus habitantes edificaran sus casas, en el año 2007, los ejidatarios de Santa María Chiconautla comenzaron a reclamar la propiedad de los predios, iniciando así una lucha jurídica y social de los vecinos por proteger su patrimonio.

“A 25 años de haber sido fundada La Laguna de Chiconautla, hoy es una de las colonias más pobres, pobladas y marginadas del Estado de México, sus aproximadamente 40 mil habitantes, sufren una especie de segregación que limita sus derechos, viven aislados, sin los servicios públicos básicos”, aseveró Azucena Cisneros.

Lamentó que no se garantice el derecho humano a los servicios públicos, esencialmente al derecho al agua potable, drenaje y saneamiento, en una comunidad irregular que, además, tiene la desgracia de estar ubicada en una zona de indefinición municipal por conflicto de límites territoriales.

La legisladora expuso sus puntos de vista para este medio de comunicación, después de que recibiera a un grupo de vecinos de la citada comunidad, quienes acudieron al recinto legislativo a denunciar la falta de servicios públicos y la nula atención por parte de autoridades municipales.

“En época de lluvias la falta de drenaje ocasiona severas inundaciones, que afectan a miles de familias que pierden sus pertenencias, mujeres y niños caminan sobre lodo y agua y, por si fuera poco, la falta de agua potable incrementa las condiciones de insalubridad”.

Agregó que el abastecimiento de agua a través de pipas es caro y afecta de manera importante su economía, por lo que tienen que racionarla, reciclar y reutilizarla, adicionalmente a que han sido víctimas de grupos como Antorcha Campesina, que han lucrado por décadas con sus necesidades.

Afirmó que en el preescolar Rigoberta Menchú, las primarias Guillermo Prieto y Emiliano Zapata, la secundaria Otilio Montaño y la preparatoria oficial 228, maestros y alumnos estudian con olores fétidos a causa de las fosas sépticas llenas y desbordadas.

Mencionó que en época de lluvias, con patios y salones inundados, que tardan hasta tres meses con agua estancada con lama en sus patios de tierra, por lo que sufren constantemente de enfermedades gastrointestinales e infecciones de la piel.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s