Fuera Fabiola Cortés ‘Lady 30%’ por oportunista y timadora

Fuera Fabiola Cortés ‘Lady 30%’ por oportunista y timadora

Habitantes y prestadores de servicio de Quintana Roo solicitaron intensificar la búsqueda de la joven de 12 años, Fernanda Cayetana Canul Blanco, desaparecida en Isla Mujeres.
Además, exigieron que Fabiola Cortés Miranda ‘Lady 30%’ saque las manos del caso, pues sólo busca beneficios económicos antes que justicia. La activista, encabeza una campaña inverosímil de desprestigio y cierre de avenidas para exigir la renuncia de la gobernadora Mara Lezama, todo con fines políticos.
Cortés Miranda, es identificada como seudo periodistas y hermana de Hegel Cortés Miranda, funcionario en la CDMX y quien como ex director jurídico en la alcaldía Miguel Hidalgo, se dedicó a perseguir vendedores de café y comida en triciclos en las colonias Anáhuac, Nueva Granada, Granada y Polanco.
Los residentes de Cancún, Quintana Roo, identifican a Fabiola Cortés como líder de un clan dedicado al despojo desde hace años y ahora pretende un 30 por ciento de la recompensa que reclama la familia de Fernanda Cayetana.
Fabiola Cortés, tomó la defensa Fernanda Cayetana y, en lugar de preocuparse por que aparezca la menor –vista por última vez el pasado 21 de julio–, demanda la entrega de un millón de pesos como recompensa por información del presunto responsable del caso.
La Fiscalía General de Justicia del estado que ofreció la recompensa retiró el ofrecimiento económico, pues fue personal ministerial quien llegó hasta el imputado, pero Fabiola Cortés en calidad de abogada insiste en el dinero, aconseja a la madre de la joven para pedir la recompensa, cuando la menor ni siquiera aparece.
La madre de Fernanda presumió que el posible responsable era un taquero con el que trabajaba una hora al día lavando platos, pues quería reunir dinero para comprar un teléfono celular. El resto de la investigación, corrió a cargo de la Fiscalía, debido a que sólo era una declaración aislada sobre el empleador.
El día de la desaparición, Fernanda después de su jornada laboral no regresó a su casa. El 20 de julio le comentó a su madre que su jefe la veía con morbo. La policía se encargó de toda la investigación, ubicarlo y detenerlo. Además, el Ministerio Público lo declaró, así como a otras personas.
A Fernanda Cayetana sus familiares la describen como una niña tranquila y alegre, que quería aprender a ganarse la vida y trabajar en vacaciones.
Los habitantes que la conocieron exigen que este caso no sea utilizado para beneficiar a supuestos (as) luchadoras sociales y que en vez de pugnar por dinero, todo se concentre en la localización del Fernanda y en castigar al o a los responsables.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s