Le niegan a García Luna retirar cargos de narcotráfico en su contra

Martín Aguilar

El juez federal Brian Cogan, quien lleva el caso del exsecretario de Seguridad Pública de México Genaro García Luna, rechazó retirar los cargos en su contra.

La defensa de García Luna había presentado el pasado 14 de octubre una moción pidiendo que se desestimaran cuatro de los cinco cargos de los que le acusa la justicia estadounidense: participar en una empresa criminal continua; distribución internacional de cocaína; conspiración para distribuir y poseer con intención de distribuir cocaína; conspiración para importar cocaína. El quinto es mentir para obtener la nacionalidad estadounidense.

El mexicano alegó que “aunque aceptara sobornos del cartel de Sinaloa, se retiró de la conspiración cuando dejó el gobierno en 2012 y se mudó a Estados Unidos”.

Sin embargo, el juez Cogan señaló que la validez y vigencia de los cuatro cargos que García Luna quiere que sean retirados deben ser decididas por un jurado durante el juicio, que se prevé comience el 9 de enero, y no por un juez previo a ese proceso.

“García Luna aún puede desafiar con éxito los cargos I al IV con base en las limitaciones de estatutos si puede comprobar que se retiró de la Conspiración antes del 4 de diciembre de 2014. Pero esa es una cuestión que debe decidir el jurado”, explicó el juez.

El juez también rechazó la solicitud de la defensa para obligar a los fiscales a entregar una lista más detallada de testigos y cómplices del acusado aun no identificados que se podrían presentar en el juicio.

Los fiscales habían pedido rechazar la moción de García Luna de retirar los cargos en su contra. El fiscal Breon Peace, del tribunal de Brooklyn, indicó que “la conducta del acusado posterior a 2012 demuestra que nunca renunció a los fines de conspiración”.

Tras salir del gobierno, el acusado “no hizo nada para poner fin a la conspiración o para frenar el vasto poder del cartel de Sinaloa, que sigue prosperando en México hasta el día de hoy”, explicaba el escrito, según el cual su “influencia, poder y contactos como ex funcionario del gabinete mexicano continuaron mucho más allá de su posición pública”.

La justicia estadounidense acusa a García Luna de haber ayudado al cartel de Sinaloa a introducir al menos 53 toneladas de drogas en Estados Unidos, a cambio de sobornos millonarios entre 2001 y 2012, y del delito de mentir en 2018 cuando solicitó su nacionalidad estadounidense.

En enero de 2020, García Luna se declaró no culpable de los cargos que le imputa la justicia estadounidense, que podrían acarrearle cadena perpetua.

Detenido el 10 de diciembre de 2019 en Dallas, Texas, García Luna, que en 2018 solicitó la nacionalidad estadounidense, está también acusado en México de desviar más de 200 millones de dólares del erario público a empresas de su familia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s