Rafael Guerra Álvarez recorre los juzgados y lo aplauden

Martín Aguilar

De vuelta a sus orígenes dentro del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, el presidente del Poder Judicial capitalino, magistrado Rafael Guerra Álvarez, visitó el Juzgado 21 Civil de Proceso Escrito, al que ingresó como meritorio en la década de los 80 y donde recibió un reconocimiento por parte del personal que ahí labora.

Con paso lento y saludando al personal, recordó sus primeros pasos en esas oficinas en lo que fue un encuentro informal, de recuerdos y de anécdotas.

Aunque no puede hacer a un lado el cargo que ocupa, se reunió con el personal como si fuera uno más de ellos e hizo al lado el protocolo y prefirió instalarse en un pasillo para hablar con todos, flanqueado por el juez titular del órgano jurisdiccional, Tonatiuh Flores Maldonado, y el secretario de Acuerdos, Jorge Arévalo Aguilar.

Recordó que en 1985, aunque no le tocó estar durante el sismo, sí rescató los expedientes del juzgado, ubicado entonces en la zona de Pino Suárez.

“Me tocó meterme al juzgado a sacar los expedientes; cuando dijeron a quién le toca, dijeron, pues al meritorio”, lo que causó las risas de los presentes. Guerra Álvarez dijo querer mucho al tribunal y pensar cómo piensa cada trabajador, porque recorrió en todos estos años el escalafón judicial.

“Soy uno más de ustedes, siempre que me presentó, me presentó como Rafael Guerra, nunca como presidente del Tribunal, aquí y afuera, y si hay alguien que sale a defenderlos primero, ese es su servidor”, comentó.

El secretario de Acuerdos recordó que el magistrado Guerra Álvarez le contó que cuando aseaba calzado, oficio que su padre le enseñó por ser reparador de zapatos, soñó hacer carrera judicial.

“Y ya ve, a base de honestidad y trabajo, se le concedió hacer la carrera judicial”, hasta llegar a ser presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

Hacia el final de la reunión, el juez Flores Maldonado recordó que en marzo de 1983 el joven Rafael Guerra inició su carrera judicial en ese juzgado, y a nombre del personal le entregó un cuadro como reconocimiento.

Al concluir su recorrido, fue reconocido con aplausos por el personal administrativo, secretarios, actuarios y algunos cercanos al magistrado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s