La Barriada/Martín Aguilar/El pez por su boca muere

Al desatar un ataque judicial contra el diputado panista Christian von Roehrich, a la jefa de Gobierno no tan sólo le falló el timming, sino el sentido común y, probablemente, apenas le está cayendo el veinte de lo que hizo.

Enojada con los panistas, a quienes acusa de instigar una rebelión en San Gregorio Atlapulco, donde los pobladores se levantaron en contra de la propuesta oficialista de regular el uso de suelo en la zona, Claudia Sheinbaum dio la orden de proceder contra el coordinador del PAN.

Se le giró orden de aprehensión a Christian y la jefa de Gobierno cruzó la línea, pues no nada más es un jefe de bancada, ¡sino el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de la Ciudad de México!

¿Y eso qué diablos significa? Pues que Claudia quiso meter a la cárcel al líder del órgano de gobierno de uno de los tres poderes de la capital con un argumento que se cae a las primeras de cambio.

La jefa de Gobierno quería una foto de Von Roehrich saliendo de Donceles, esposado y con un policía a cada lado, para llevarlo ante las autoridades judiciales a que respondiera por ser parte de un cártel inmobiliario en Benito Juárez.

Pero se le cebó a Claudia, pues la filtración de que sería aprehendido puso en alerta a Christian y no asistió al trabajo. Si bien el tema fue tendencia un rato, no le ayudó que lo detonaran en jueves, y menos cuando el viernes se reanudarían los juegos de Qatar.

Aunque se seguirá hablando de ello un rato, la gente estará metida más en las cosas de fin de año y, por falta de timming, el tema morirá. Los suspiritos azules quedarán vacunados y, si en campaña les sacan de nuevo el tema, será asunto viejo.

Esa torpeza logró unificar a los panistas contra Claudia e iniciar una campaña nacional para desacreditarla en todos los lugares que visite durante sus giras semanales.

Quizá alguien cuele por ahí una —o varias— cartulinas con la leyenda #EsClaudia… una represora.

Por la tarde, el Sistema PAN, desde su sede de la colonia Roma, juntó a alcaldes, diputados, dirigentes y simpatizantes para hacer desde ahí la defensa de Christian, dejando claro que, así como el INE no se toca, tampoco Von Roehrich.

En la larga lista de oradores, Claudia fue llamada desde “ambiciosa vulgar” hasta “represora” y le advirtieron que no llorara cuando la oposición gane la ciudad y el país, y vayan por ella para ajustar cuentas.

No estuvo Von Roehrich, pues, aunque ya cuenta con un amparo, éste es solamente para que no le bloqueen sus cuentas. Aunque se supone que tiene fuero, la Constitución de la CDMX marca que cuando un diputado sea acusado en el fuero común, no tendrá inmunidad.

Mal cálculo de Claudia, quien rebasó la línea y ahora tendrá que prepararse para el revire.

No olvidemos que Sheinbaum tiene cuentas con la justicia, por el derrumbe del Colegio Rebsamen cuando fue delegada en Tlalpan y la muerte de las 26 personas de la línea 12 el 3 de mayo de 2021 por encubrir a la ex directora del STC, Metro, Florencia Serranía, que pese a todo es responsable directamente de esa tragedia, por lo que tarde que temprano tendrá que dar cuentas antes la justicia.

O en caso de que la oposición gane la jefatura de gobierno en el 2024, podría ser realidad, pero mientras que disfrute la impunidad que goza, al igual que el actual secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, cuando fue jefe de gobierno en el 2012 y hubo un sobre costo de la línea dorada, por lo que ambos estará pisando la cárcel.7

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s