Migración entrega papeles a la esposa de Pedro Castillo para su estancia legal en México

Martín Aguilar

El comisionado del Instituto Nacional de Migración, Francisco Garduño, entregó este miércoles documentos migratorios que acreditan su legal estancia en México, a la señora Lilia Paredes, esposa del depuesto presidente de Perú, Pedro Castillo Terrones, así como a sus dos hijos menores de edad, una niña y un niño.

La familia del exmandatario, que se encontraba en la embajada de México en Perú, arribó a la Ciudad de México procedente de Lima, luego de que el gobierno mexicano le concedió asilo político y las autoridades peruanas le extendieron el salvoconducto correspondiente para que pudiera viajar.

En su cuenta de Twitter, el Instituto Nacional de Migración (INM) publicó cuatro fotografías en las que aparece Francisco Garduño haciendo entrega de sus documentos migratorios a los tres familiares del expresidente Pedro Castillo.

Este miércoles, Lilia Paredes aterrizaba junto a sus dos hijos en México, país que les ha concedido asilo político. Antes del vuelo, la familia de Castillo estaba en la embajada mexicana en Lima.

Viajaron después de que la cancillería les otorgara a Lilia y a sus hijos, Alondra y Arnold, un salvoconducto.

"No existe la persecución política", enfatizó la canciller peruana Cecilia Gervasi en una comperencia sin preguntas. Pero sí lanzó una advertencia, la de que, en cualquier momento, Perú puede solicitar la extradición de Paredes si así lo requiere.

Porque, la ex primera dama, de 49 años, es objeto de una investigación preparatoria "como coautora del delito de organización criminal".

Y no solo ella. Tambiéntres de sus seishermanos.

Acusaciones que Paredes rechaza, aunque insiste en su respeto por la justicia y su disposición a colaborar con ella.

Lilia Paredes nació en abril de 1973 en Anguía, en la provincia de Chota (Cajamarca), uno de los departamentos más pobres del país.

En los medios locales la detallan como artesana, tejedora y ganadera. Y con un foco: la religión, ya que su familia pertenece a la Iglesia Cristiana del Nazareno.

Conoció a Castillo en la primaria y, tras unos años sin verse, retomaron el contacto en la educación secundaria. Llevan casados 21 años.

Hasta que Pedro Castillo fue elegido presidente de Perú en 2021, vivió en el campo de Chugur, a siete horas de Lima.

Allí se desempeñó como maestra y se involucró en labores del campo y ganadería.

"Nunca nos vamos a olvidar de dónde somos", dijo en la iglesia de la localidad poco antes de marchar a la capital peruana.

Ya en Lima, Paredes empezó su rol como primera dama con actos de corte social. También estuvo a cargo de la Oficina de Apoyo al Cónyuge del Presidente de la República.

"A diferencia de otras primeras damas [de Perú], Lilia ha tenido un perfil bajo, no ha tenido mucha exposición pública", le cuenta a BBC Mundo el periodista peruano Martín Riepl.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s