Gobierno extenderá su programa antiinflacionario en 2023 con el apoyo de la IP

Rebeca Marín

El gobierno federal prepara un nuevo decreto antiinflacionario, el cual sumará más insumos y productos de los contemplados en el Acuerdo de Apertura Contra la Inflación y la Carestía (Apecic), informó la Secretaría de Economía (SE).

Un día después de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que la inflación repuntó en la primera quincena de diciembre, para ubicarse en 7.7 por ciento a tasa anual, la dependencia de la que es titular Raquel Buenrostro Sánchez señaló que ya se realizan reuniones con otras áreas del gobierno federal para lanzar la tercera fase de las medidas contra la carestía.

De acuerdo con un mensaje publicado en Twitter, funcionarios revisaron en las instalaciones de la SE “el decreto antinflacionario para sumar más insumos, productos alimenticios y de higiene personal”.

La misma publicación señala que la vigencia del acuerdo se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2023, luego de que el Apecic –sucesor del Paquete contra la inflación y la carestía (Pacic)– concluirá en febrero del próximo año.

Debido al alza en los precios de alimentos y productos básicos como consecuencia de la pandemia de covid-19 y, sobre todo, de la crisis alimentaria y energética que provocó la invasión rusa a Ucrania, el gobierno federal lanzó en mayo pasado el Pacic.

El paquete, acordado con el sector privado, contenía 16 medidas como la estabilización del precio de la gasolina y el diésel, precios de referencia del gas licuado de petróleo y electricidad, reforzamiento de la seguridad en carreteras y aranceles cero a la importación de productos básicos e insumos, entre otras, con el objetivo de estabilizar los precios de 24 productos (22 alimentos y dos artículos de primera necesidad) y aumentar la producción interna de alimentos.

Ante la persistencia de la inflación global, que llegó a ubicarse en 8.8 por ciento en la primera quincena de septiembre, a principios de octubre pasado relanzó el acuerdo, pero en esta ocasión con la participación voluntaria de empresas productoras y distribuidoras específicas.

La segunda versión del pacto también incluyó a los 24 productos básicos e insumos que garantizaran que disminuyera 8 por ciento el precio máximo de la canasta básica, la cual no debe sobrepasar los mil 39 pesos.

El gobierno federal otorgó a las empresas una licencia única universal que las exime de todo trámite o permiso para las actividades de importación y distribución de alimentos e insumos para su envase, incluyendo los del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad (Senasica) y de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), así como del impuesto general de importación.

Dicha licencia, de acuerdo al mensaje publicado en Twitter, se otorgará a más empresas en la nueva versión del acuerdo.

Lo anterior ocurre en medio del repunte de los precios en los primeros 15 días del último mes del año, periodo en el que diversas empresas anunciaron el encarecimiento de productos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s