Elena Ríos exige la renuncia del magistrado y del juez que dejo libre a su agresor

La joven saxofonista oaxaqueña, María Elena Ríos, víctima de feminicidio en grado de tentativa, por agresión con ácido, exigió la renuncia del magistrado presidente del Tribunal de Justicia de Oaxaca, Eduardo Pinacho Sánchez y pidió iniciar una carpeta de investigación contra el juez Teódulo Pacheco por ser cómplice de sus agresores.

Luego de darse a conocer la prisión domiciliaria de Juan Antonio Vera Carrizal, la joven lamentó la podredumbre del sistema de justica en este país ante la arbitrariedad que es víctima, y lanzó un mensaje a sus agresor y a quienes dijo “tengo algo más poderoso que ustedes y los feminicidas de su calaña carecen, eso se llama verdad”.

En conferencia de prensa y acompañada de representantes de diversos partidos políticos, María Elena Ríos, manifestó la podredumbre del sistema que está dejando libre a sus agresores, está disponible al mejor postor y “el sistema daña, agrede e insulta mi inteligencia, mi dignidad y la de todas las mujeres mexicanas”.

“Estoy aquí porque no quiero que Juan Antonio Vera Carrizal salga, y no por un capricho como dicen sus campañas incoherentes mediáticas que suele pagar, se trata de un feminicidio y la Suprema Corte de Justicia no me va a dejar mentir, él no estaba en prisión preventiva oficiosa, él se le procesó dos veces más, porque no entiende que es un feminicidio”.

Con lágrimas y la voz entrecortada, explicó a los medios presentes, que después de dos años su proceso no ha terminado, “se tiene derecho a solicitar la prisión preventiva, siempre y cuando a este no se le anteceda un delito grave, pero el feminicidio es de los delitos más graves que son penados en México y más aún si a este le antecede un grado latente de violencia”.

Advirtió que estuvo tan analizada desde octubre que me estuvieron estudiando, y sabían que iba a pedir ayuda, que iba a estar desesperada, “pero se les olvidó algo que es muy importante, que soy mujer y las mujeres en México ya no se rinden”.

“Aunque me duela el corazón, seguramente pensaron que iba a estar molida en mi casa, llorando. Si se vale llorar, pero en este momento no me pudo dar el lujo de tomarme un tiempo porque estoy en contra del reloj”.

Elena Ríos indicó que, al día de hoy, el juez Teódulo Pacheco Pacheco, no ha remitido lo que dictaminó después de la audiencia, la prisión domiciliaria, “porque no quiere y se me está negando el derecho a la impugnación”.

“No solo vengo por mí, vengo por todas las mujeres que imposibilitaron, que mataron en la lucha. Vengo porque quiero dignificarnos, porque merecemos vivir sin miedo, vengo porque quiero justicia, porque me asiste la razón, vengo porque me quisieron matar, vengo porque no quiero que le echen ácido a nadie más, vengo porque no quiero que sigan desapareciendo, violentando a las mujeres.

“Vengo por las niñas que yo no pude ser, vengo por que no exista racismo perpetuo en este país, este clasismo. Porque es claro que existe un sistema de opresión que mantiene al más del 80 por ciento de la población de (color) morena oprimida, porque yo pertenezco a esa población”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s