La Barriada/Martín Aguilar/Monreal alebresta al gallinero

Por mucho que siga diciendo que no tiene plan B en su búsqueda por la candidatura presidencial, a estas alturas del partido todo mundo tiene claro que el senador Ricardo Monreal será el candidato de Morena en la Ciudad de México.

La posición se la ofreció directamente Andrés Manuel López Obrador, quien ya le notificó la decisión, incluso a Claudia Sheinbaum para que lo vaya procesando al interior de las fuerzas morenistas en la capital, que no acaban de digerir al zacatecano.

Hace unos meses, el Presidente le mandó a decir con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, que la candidatura de la CDMX sería suya, a cambio de que apoyara a Sheinbaum, pero el senador pidió que la oferta se la hicieran directamente en Palacio Nacional.

Su respuesta causó molestia y estuvo al borde del rompimiento, incluso en Morena iniciaron una campaña en su contra, calificándolo de traicionero por haberse abstenido durante la votación para aprobar el plan B de López Obrador para debilitar al INE.

Pero como las encuestas del Presidente lo alertaron de que la mala administración de Claudia ponía en riesgo el triunfo en la CDMX, optó por buscar a Monreal para ofrecerle la candidatura, con la cual Andrés Manuel pretende conservar la capital y dividir a la oposición.

La instrucción presidencial fue comunicada ayer mismo a los aspirantes morenos a la candidatura, aunque la jefa de Gobierno no se atrevió a decirles directamente que el Presidente hizo un compromiso con el líder del Senado.

Juntó a algunos para decirles que la candidatura para sucederla se resolvería mediante encuesta, como estaba previsto, pero que probablemente, se inscribiría el exgobernador de Zacatecas, y que si él la gana, sería el candidato de la 4T.

A personajes como la alcaldesa Clara Brugada y el secretario de Gobierno, Martí Batres, la noticia les cayó como balde de agua helada, pues tienen claro que su jefa no les habría dicho eso si no hubiera recibido la instrucción presidencial.

Ahora se entiende por qué Monreal fue incluido repentinamente entre las corcholatas y, aunque se presentó a la pasarela de San Lázaro con los demás, ha dicho que no confía en las encuestas que organiza Mario Delgado para elegir al candidato presidencial.

También ha criticado las acciones que algunos morenistas realizan para promoverse anticipadamente, pasando por encima de la ley. Es decir, quiere marcar una sutil distancia de los radicales de la 4T, para ganar simpatías en otros sectores de población capitalina.

Aunque dijo que se organiza en los 300 distritos electorales del país, la realidad es que donde concentra la mayoría de sus eventos es en la CDMX. Tan no se está moviendo al interior, que ni su hermano Saúl, alcalde de Fresnillo, se ha movido, y eso que es un buen operador.

Antes de que Claudia oficializara a su equipo que Monreal entraría a la contienda por la capital, el equipo cercano del senador se había reunido ya para empezar a diseñar la estrategia de precampaña.

Este asunto cobrará también a la alianza opositora, pues el zacatecano les puede hacer un hueco

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s