Ante los bajos ingresos de la población, grandes cadenas comerciales reducen empaques de 900 y 750 gramosx|x|

Rebeca Marín

Por los bajos salarios que tienen los trabajadores mexicanos, y para hacer sentir a la población que no compra tan poco, desde hace años, las grandes cadenas comerciales han reducido sus empaques a bolsas de 750 o 900 gramos, es decir, lo que antes se compraba por kilo como el frijol, lentejas, arroz, y mucha gente ni se han dado cuenta, aseguró la catedrática de la Universidad Iberoamericana y nutrióloga, Ana Bertha Pérez Lizaur.

En una entrevista con La Prensa, la expresidenta Patronato en Alimento para Todos IAP, resaltó que si bien han subido los salarios mínimos, pero no en la misma proporción que suben los alimentos básicos. “Ha disminuido el tamaño de los envases, para supuestamente no subir el precio, pero lo que hacen es disminuir el volumen del producto”.

También por los bajos salarios, muchos trabajadores en México han disminuido la compra pollo, huevo, carne roja, “la proteína la compran de vez en cuando o la sustituyen por embutidos, como salchichas, mortadelas, jamones, baratas con una gran cantidad de sal, harina, conservadores, en lugar de cambiarlo por Leguminosas; es mejor comer frijoles, lentejas, garbanzos”.

Pérez Lizaur afirmó que es increíble que la gente prefiera comer embutidos en lugar de otros alimentos sanos. Pero también ocurre que ahora tanto como el padre y la madre salen trabajar, regresan por la noche, cansados “es difícil que pongan a cocinar frijoles, lo que hacen es abrir una bolsa de de salchichas o papas, con excesivo sal y conservadores.

“Los mexicanos hemos perdido tradiciones culinarias; es mucho mejor una olla de frijol que unos embutidos o los productos empacados. Pero prefieren alimentos listos para comer, les sabes sabroso y les gusta la presentación; no tienen que hacerle nada y comen productos empaquetado, un refresco y unas papas, y piensan que ya no tuvieron que cocinar ni gastar en gas y sacrifican una buena alimentación que se tiene que preparar”.

La académica Emérita de la Universidad iberoamericana alertó que se está perdiendo la tradición culinaria… “hemos cambiado alimentos sanos, por productos ultra procesados, elaborados con demasiados aditivos, sin nutrientes necesarios para el cuerpo”.

Y ello también ha ocasionado que haya gente más gordita, por el alto consumo de comida procesada, o llamada chatarra, apuntó. El 80% de las mujeres tienen sobrepeso y obesidad.

Se ha dejado de comer más verduras y frutas; frijoles, arroz, habas, garbanzos, la gente prefiere más las pizzas y hamburguesas, muchas frituras y gaseosas.

Además, la mala alimentación sigue provocando que tengamos cada vez más enfermedades como la obesidad, diabetes, presión alta, entre otras, que genera costos enormes ya que se puede vivir muchos años con esos padecimientos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s